Anuncios
Anuncios

Este sábado, 07 de octubre, María de Jesús Patricio, mejor conocida como Marichuy, ha formalizado su candidatura para las elecciones presidenciales de México de 2018. La elección presidencial de julio de 2018 será la primera en permitir la participación de candidatos independientes, como #Marichuy, pero cumpliendo con ciertas exigencias.

La ley electoral mexicana solicita a los candidatos independientes que recojan, en un lapso de 120 días, las firmas del 1% de los votantes registrados, incluyendo a los habitantes de 17 estados de México. María de Jesús Patricio necesita unas 850.000 firmas para poder convertirse en la primera mujer indígena en aspirar a la presidencia de México.

Anuncios

Marichuy cuenta con el apoyo del Ejército de Liberación Nacional (EZLN) y es la vocera oficial del Congreso Nacional Indígena. Después de registrar su candidatura, Marichuy ha declarado a medios nacionales presentes que no usará el dinero suministrado por los organismos locales para las campañas presidenciales.

¿Quién es Marichuy?

Nacida y criada en Tuxpan, un pueblo en el oeste de México, María de Jesús comenzó a ofrecer remedios herbales a los vecinos enfermos a la edad de 20 años después de notar la indiferencia del gobierno ante los problemas locales de salud. Marichuy es ahora madre de tres hijos, cuenta con 53 años, y es una figura reconocida en el país azteca por preservar la medicina indígena tradicional.

Pero ahora está a punto de embarcarse en una misión mucho más ambiciosa: sanar un país y brindar visibilidad y justicia a la comunidad indígena, que representa más del 20% de la población del país azteca y que ha estado subrepresentada en el escenario político desde hace más de un siglo.

Anuncios

María de Jesús Patricio ha encontrado en el Ejercito de Liberación Zapatista y del Subcomandante Marcos, la inspiración política necesaria para embarcarse en esta nueva aventura. La lucha iniciada por este grupo armado a mediados de la década de los 90 consiguió que la gente notara a los indígenas y las condiciones de vida en la que se encontraban.

Plataforma para los indígenas mexicanos

El modesto centro de salud que dirige Marichuy resulta un lugar improbable para encontrar a la próxima aspirante a la presidencia de un país como México, sin embargo, el motivo principal de María de Jesús no es ganar sino aprovechar la plataforma que le brindaría su candidatura para dar a conocer los problemas de los que viven en el fondo, de aquellos que no son visibles ni están representados.

El presidente Enrique Peña Nieto ha declarado que su administración ha invertido 21.500 millones de pesos en infraestructura para comunidades indígenas, y que ha prestado apoyo legal a 4.100 indígenas encarcelados indebidamente.

Anuncios

Pero la comunidad indígena ha tenido que lidiar con un acceso casi nulo a salud, educación y empleo, además de verse desplazados de sus tierras debido a la realización de proyectos de infraestructura multimillonarios, de los que estas comunidades no perciben ningún beneficio.

María de Jesús Patricio ve poca distinción entre el estado y el crimen organizado, los considera el mismo problema. Cree que el gobierno, ejército y narcotráfico se aprovechan de la riqueza natural y todos buscan amedrentar al pueblo indígena porque son los únicos que se oponen a sus proyectos de explotación capitalista.

La candidatura de María de Jesús Patricio es un primer paso para abordar la casi inexistente representación indígena en la política mexicana. Cerca de 30 millones de mexicanos (más del 20% de la población) se identifican como indígenas, pero desde la independencia, el país ha tenido sólo un presidente indígena, Benito Juárez, que asumió el cargo en 1858. #Primera mujer indígena presidencia México 2018 #Elecciones presidenciales México 2018