Anuncios
Anuncios

Primer lugar

Ayer se anunció en los medios de comunicación, que un estudio presentado por la ONG alemana Transparencia Internacional, cuyo título era “Las personas y la #Corrupción: América Latina y el Caribe” colocaban a México como país, en un nada grato y vergonzoso primer lugar a nivel de toda América Latina.

Lo peor del caso o tal vez el punto que más llama la atención, es que dicha noticia ya no ha generado ninguna sorpresa para nadie.

Estamos tan acostumbrados a vivir en un México #corrupto, que el hecho de que una organización europea venga y nos diga la verdad, francamente ya no nos sorprende.

¿Quién es el culpable?

Seguramente podrá creer que es el título de una película o tal vez de un juego de mesa, sin embargo la pregunta es una iniciativa para ver si usted descubre al final de este escrito, quién es el verdadero culpable de que vivamos en un país, altamente #corrupto.

Anuncios

Las pistas

En primer lugar tenemos a un hombre que va por la calle disfrutando de la vida, posee un auto último modelo, juega golf, viaja constantemente al extranjero en primera clase y sus hijos van a las mejores escuelas privadas del país, muchos de ellos con becas de gran porcentaje aún cuando gracias a su posición económica no les es necesaria.

Adicionalmente es dueño de una empresa que “casualmente” gana constantemente licitaciones de obras y servicios [VIDEO]que solicitan los gobiernos federal, estatal y municipal y siempre se le ve en los mejores restaurantes del país degustando exquisitos manjares y vinos al lado de diversos funcionarios y políticos.

En segundo lugar tenemos a otra persona, hombre o mujer, que tiene la necesidad de hacer trámites ante la autoridad competente, ya sea sacar una licencia de manejo o cambios en la oficina de tránsito, permisos para construir o remodelar su casa, solicitud de licencias para el funcionamiento de su negocio y muchos más.

Anuncios

Después tenemos a un par de jóvenes, que suelen salir a divertirse y manejar en estado de ebriedad, generan accidentes de tránsito, tratan de evitar el alcoholímetro y buscan el “brinco” en la verificación vehicular.

Otros son unos trabajadores de plantas de producción que necesitan obtener su crédito del Infonavit y arreglar sus papeles en el IMSS, ISSSTE o cualquier otra dependencia de gobierno.

Un caso similar son aquellos periodistas que hablan muy bien de México y tienen una excelente posición económica, a pesar de que el sueldo de un profesionista de este tipo es muy bajo.

Y por último tenemos a varios dirigentes y deportistas de México, que no tienen la calidad suficiente para ganar en competencias internacionales, pero que sin saber a ciencia cierta como lo logran, pero tienen la posibilidad de ir y “disfrutar” de la experiencia internacional, aún cuando saben que no ganarán.

La respuesta

Si después de las pistas anteriores, usted todavía no encuentra la respuesta, déjeme decirle: El causante y único culpable de que México sea el país más #corrupto de América Latina, somos todos los mexicanos.

Anuncios

Sí, efectivamente, el empresario que da dinero a mediocres funcionarios públicos para ganar licitaciones que le dejarán millones; el humilde trabajador y mexicano común que por no tener los papeles en regla tiene que entrarle con su “moche”; aquellos que burlan a la autoridad y dan su “mordida” a policías y agentes de tránsito y en general todos aquellos que de una u otra forma prefieren entrarle a dar una lana para lograr sus objetivos de manera más fácil.

La esperanza

A pesar del negro panorama [VIDEO], déjeme decirle que hay una gran esperanza.

Existen hombre y mujeres en México que ya no están dispuestos a dar un solo peso a personas #corruptas; ciudadanos ejemplares que prefieren sudar sangre y sudor, antes de ofrecer dinero para obtener un beneficio.

Mexicanos que desean cambiar esa triste realidad llamada corrupción y por los cuales todos nos deberíamos de sentir orgullosos o mejor aún, tendríamos la obligación de imitarlos, para hacer que México deje ese horrible primer lugar.

#Impunidad