Anuncios
Anuncios

Después de que un #Terremoto cobró la vida de más de 10.000 mexicanos, las autoridades decidieron activar un sistema de alerta que anuncia pocos segundos antes los terremotos. De ese modo, los ciudadanos pueden ponerse a salvo cuando la tierra comienza a temblar.

El gobierno del presidente #Enrique Peña Nieto anunció oficialmente que fue desarrollada una nueva aplicación para advertir la llegada de un sismo [VIDEO]. La tecnología fue hecha por el Centro de Comando y Comunicaciones de la Ciudad de #México y esta disponible gratuitamente para los sistemas de telefonía móvil iOS y Android.

El sistema digital de alerta sísmica se activa cuando el Centro de Instrumentación y Registros Sísmicos (CIRES) envía la señal al sistema de altavoces.

Anuncios

Se consideran terremotos todos aquellos movimientos telúricos que podrían causar daños considerables a las estructuras de la capital mexicana.

Una aplicación salvavidas

En el momento en el que CIRES mande la alerta, los celulares que tenga la aplicación instalada emitirán un ruido, parecido al de una alarma y la vibración del teléfono, y las personas serán advertidas pocos minutos antes del sismo [VIDEO].

Peña Nieto dijo que no se realizarán pruebas para conocer la efectividad de la aplicación porque no se quiere alarmar innecesariamente a la ciudadanía. Sin embargo, pidió a la comunidad que descargue la aplicación. La idea de desarrollar esta aplicación 911 CDMX se dio luego del terremoto de 7,1 grados en la escala de Richter del 19 de septiembre que dejó 228 víctimas en Ciudad de México.

Anuncios

Ese día 38 edificios se derrumbaron a causa del movimiento telúrico. El 7 de septiembre otras 98 personas murieron por otro terremoto de 8,2 en la escala de Richter.

Una inversión económica necesaria

Sin embargo, todavía queda mucho por hacer. Según Juan Manuel Espinosa, director del Centro de Instrumentación y Registro Sísmico (Cires), es necesario invertir más de 820 millones de pesos para poder mejorar y actualizar el actual Sistema de Alerta Sísmica Mexicano (Sasmex). Este sistema resulta bastante obsoleto en este momento, ya qe fue creado luego del sismo del año 1985 en México.

"Nos falta instalar 60 instrumentos para que podamos tener una cobertura más eficaz – explicó el director -. Nos dimos cuenta de estas fallas durante el terremoto del 7 de septiembre, cuando lamentablemente no pudimos advertir de lo que estaba pasando en el Istmo de Tehuantepec. Hay que llegar hasta Guatemala, a través de la costa, para que se puedan colocar monitores del fenómeno sísmico y de ese modo advertir con más tiempo a la población”.

Anuncios

En este momento en México hay solamente 97 sensores de terremotos, que no son suficientes para cubrir todo el territorio. Por ello es necesario invertir en un plan de ampliación de la red.

Espinosa indicó que son necesarios sensores en los estados Tabasco, Veracruz, Oaxaca, Caleta de Campos y Guerrero. Para ello, el Estado mexicano debe invertir más de 820 millones de pesos y la instalación de otros 60 sensores. Además, hay que crear consciencia en la población para que las zonas residenciales estén fuera de los lugares más peligrosos. Asimismo, las nuevas tecnologías juegan un rol importante porque pueden ayudar a alejar a los ciudadanos de las estructuras a riesgo antes del temblor. Una de las regiones en las que hay que invertir más dinero para la instalación de nuevos sensores es la costa del Pacífico, un territorio altamente sísmico que en este momento está muy poco protegido. Según el CIRES, la zona llamada “Cinturón de Fuego”, en la costa del Océano Pacífico, es muy activa en términos de sismo y comprende las comunidades que están entre Jalisco y Chiapas. Otra zona peligrosa es el "Eje Volcánico Mexicano" entre Veracruz, Puebla y el Estado de México.