Anuncios
Anuncios

El #Terremoto del 7 de septiembre, que tuvo origen en el Istmo de Tehuantepec, fue el más fuerte del último siglo, con una magnitud de 8,2 grados en la escala de Richter. Esa noche se escuchó la alerta sísmica de los altavoces y el sistema logró poner a resguardo a muchos habitantes de las zonas afectadas. De acuerdo al reporte oficial del Centro de Instrumentación y Registro Sísmico (CIRES), el ente que control alas alertas sísmicas [VIDEO]en los diferentes estados de #México, los mexicanos tuvieron 124 segundos para poder ponerse a salvo antes de que la tierra temblara el 7 de septiembre. El sistema de alarma está conectado a diferentes altavoces del sistema de vigilancia local.

Anuncios

En cambio el 19 de septiembre, cuando en horas de la madrugada otro sisma sacudió la tierra, la alarma no sonó. Las personas se dieron cuenta de lo que estaba ocurriendo cuando ya era demasiado tarde. Primero se dio el terremoto, luego las operaciones de evacuación. Según las autoridades [VIDEO], el error fue causado por límites técnicos. Sin embargo, en algunos medios de comunicación se ha especulado sobre intereses que podrían estar actuando a favor de maximizar el tiempo de difusión de la alerta al público, para de ese modo implementar otros sistemas. En algunas zonas de Ciudad de México la alerta se dio 20 segundos antes del terremoto. #Enrique Peña Nieto