En esta temporada es muy fácil encontrarlos y son ingredientes esenciales en la ensalada navideña, las piñatas y posadas. El cacahuate proporciona 26% de proteína de origen vegetal. Aporta cierta cantidad de vitaminas del complejo B, así como E y C; calcio, magnesio y potasio. Su nutriente "estrella" son las sustancias untuosas 'buenas', se obtienen de la equilibrada combinación de ácidos grasos esenciales que contiene, siendo los más abundantes los oléico y linolénico (el organismo no los produce).

Aunque no se trata de un fruto seco que sea de temporada, puedes aprovechar el momento para consumirlos todo el tiempo. Sus propiedades son tan buenas que cubren buena parte de vitaminas y minerales que nuestro cuerpo necesita. Además de eso sus componentes te ayudarán a combatir y prevenir muchas enfermedades, y a lucir una piel tersa, pues es fuente de niacina (vitamina B3), la que nutre y fortalece la piel).

No es común en el reino vegetal que los frutos de una planta se desarrollen bajo tierra, eso ocurre con el cacahuate o maní. Por ello se ha pensado que este es una raíz o un tubérculo; sin embargo, se trata de un fruto subterráneo y pertenece a la familia de las leguminosas.

Propiedades nutritivas. El cacahuate supera por mucho a la carne y a los huevos en cuanto a cantidad de hidratos de carbono, grasas proteínas, vitaminas B1, B2, B6, y E; los aventaja en minerales como calcio y potasio, sin aportar colesterol ni exceso de grasas saturadas. Si los comes de manera habitual, favoreces tu piel, porque sus ácidos grasos son imprescindibles en la formación y renovación de la epidermis, así como el tejido cerebral. Además, por si fuera poco, sus ácidos grasos son fuente energética para el músculo cardíaco. Apoya a las defensas inmunes. Su aporte de niacina también tiene un papel importante en la piel. La carencia de esta sustancia provoca piel seca, agrietada y rojiza, así como debilidad muscular y también mala digestión.

Los cacahuates son bajos en sodio y ricos en potasio, por eso protegen contra la presión arterial alta y previenen que retengas líquidos. Para que eso suceda debes consumirlos sin sal. Sabiendo todo esto, es muy importante que consumas maní, y aprovechando las fechas, aquí te dejo una rica y nutritiva ensalada que te aportará un sinfín de vitaminas y minerales. Toma nota:

Ensalada navideña. Rebana jícama, lima, naranja y lechuga. Hierve betabeles en agua con azúcar, vierte el caldo en una ensaladera, añade frutas y el cacahuate, y listo. Tienes una ensalada llena de nutrientes que le encantará a tu familia. #Salud #Nutrición #Navidad