Un reciente estudio demuestra que comprar suplementos alimenticios es tirar dinero a la basura, pues se logró demostrar en una muestra de 500 mil personas adultas, que la eficacia de las vitaminas tomadas en píldoras es nula. “Complementar con vitaminas la dieta de los adultos que se alimentan bien no tiene ningún beneficio claro e incluso podría ser perjudicial”, revelaron los investigadores en la revista Annals of Internal Medicine.

Entre las personas analizadas se tomó en cuenta a algunas de edad avanzada que habían tomado vitaminas durante gran parte de su vida de manera consecutiva, y a 2 mil con problemas cardiovasculares que tampoco mostraron cambios en su #Salud tras consumir vitaminas.

Las conclusiones fueron expuestas por investigadores británicos de la Universidad de Warwick y norteamericanos de la Escuela de Medicina Johns Hopkins en Baltimore.

De este modo, los expertos sugieren que las empresas que se dedican a la venta de suplementos vitamínicos ofrecen propaganda falsa sobre sus productos, con la intención de vender.

Por lo anterior, podemos decir que es importante que las vitaminas se consuman de manera natural. Y aquí te decimos qué cantidades necesita tu cuerpo para estar en equilibrio:

De 5 a 9 porciones de vitaminas al día

Una porción de frutas = 1 rebanada de papaya o melón, una manzana o pera. Consume de 3 a 5 porciones diarias.

Una porción de vegetales = 2 cucharadas de legumbres o verduras, un plato (pastelero) de hojas. Consuma de 3 a 5 porciones diarias.

La falta de frutas y vegetales en la alimentación acarrea problemas de insuficiencia de vitaminas. Además, la carencia de la fibra contenida en esos alimentos es el motivo principal de complicaciones intestinales.

El exceso de consumo de vitaminas y fibra a través de la alimentación casi nunca ocurre.

Veruduras

Consumir hojas y legumbres en todas sus comidas tiene dos grandes ventajas: garantiza el equilibrio de vitaminas y disminuye el hambre, gracias a la fibra contenida en esos vegetales,

Frutas

Son las campeonas de las vitaminas. Para que los beneficios estén asegurados, es mejor ingerir directamente las frutas, y no en forma de jugos. Debes controlar también las calorías, pues el azúcar de las frutas (fructosa) es perjudicial en exceso.

Debilidad, caída de cabello, problemas de piel y de ojos son algunos de los síntomas de la falta de vitaminas y minerales en el organismo.

Para evitarlos, come siempre frutas y verduras. #Nutrición