La fangoterapia es una técnica alternativa de #Belleza que aprovecha al máximo las sales minerales de la arcilla y el barro para darle vitalidad a nuestra piel. La arcilla tiene una capacidad refrescante, antiinflamatoria y cicatrizante que además de relajar al cuerpo lo renueva con su poder regenerador. El barro, por su parte, es desinflamante, purificador, absorbente y calmante. Además aporta minerales como hierro, cobre, selenio o calcio que ayudan a la producción de colágeno y elastina, mantienen uniforme la pigmentación y eliminan las células muertas. Y por si fuera poco, ayuda a hidratar la piel y rejuvenecerla en estas navidades.

Beneficios de la fangoterapia

Ayuda al sistema digestivo: Si se aplica sobre el abdomen ayuda a combatir los problemas de digestión, reduce la inflamación de algunos órganos como el hígado, ovarios y útero. También cicatriza úlceras, llagas, quemaduras y heridas leves. Retrasa el envejecimiento combatiendo la piel seca y deshidratada, al arrasar con las células muertas, y desaparecen las manchas. Limpia profundamente el cutis. Es una excelente mascarilla para el acné pues consigue hacer un pulido profundo sin agredir a la piel, y favorece la reproducción celular. Y, por supuesto, estimula la circulación

Aplicación

La fangoterapia se aplica directamente sobre la piel de muchas maneras y puede ser a través de baños, masajes, envolturas o compresas, y hay que dejarlo actuar siempre durante 30 o 40 minutos, hasta que seque. Solo de ese modo obtendrás los resultados que buscas. Una vez que la terapia haya terminado debes volver a reposar, pues este tipo de de tratamientos llega a lo profundo de la piel, removiendo incluso parte de tu metabolismo.

Vale la pena mencionar que aunque se trata de un tratamiento externo de belleza, debe ser aplicado con cuidado y bajo las manos de expertos, ya que si el fango se aplica en más del 50 por ciento de la superficie de la piel, se pueden llegar a presentar cambios en la frecuencia cardíaca o respiratoria, debido a la estimulación que provoca esta terapia. Ahora que ya lo sabes, aprovecha los beneficios purificantes, revitalizantes y remineralizantes que la tierra te regala y luce una piel espectacular.