Este alimento de origen vegetal se encuentra principalmente en la cáscara de las frutas, verduras y cereales. Tu cuerpo es incapaz de digerirla por completo, la parte que logra asimilar actúa como prebiótico, la que no, viaja intacta hasta ser desechada, lo cual promueve el tránsito intestinal. Por si fueran pocos sus beneficios, no contiene calorías.

Existen productos con importantes cantidades de este componente, aquellos de mayor aporte son: frijoles, arroz, maíz, lentejas, naranja, zanahoria, tuna, torillos de maíz, almendras y salvado de trigo. Es importante que aumentes poco a poco la cantidad de fibra en tus platillos, ya que hacerlo de "golpe" produce algunos malestares como flatulencias, distención abdominal, meteorismo y dolor de estómago. Ten en cuenta que para obtener sus beneficios es necesario que le des una ayudadita a tu cuerpo tomando dos litros de agua simple al día, comenta la nutrióloga Lorena Almeida.

Tips para aumentar su ingesta

· Agrega una porción más de frutas y verduras enteras y cómelas con cáscara.

· Consume con frecuencia alimentos o cereales a base de granos integrales o de salvado.

· Prefiere las frutas enteras en lugar de jugos.

· Incluye productos elaborados con fibra, como cereales integrales y barritas.

· Asegúrate de ingerir por lo menos una fuente de fibra en todas tus comidas.

De acuerdo con la última encuesta realizada en México en 2013, las mujeres consumen apenas 20g de fibra al día. Por tal motivo, Lorena Almeida aconseja incrementar de manera progresiva alimentos ricos en esta sustancia recomendada por la organización Mundial de la #Salud (OMS). "En el desayuno incluye una fruta, y para las colaciones prefiere una barra de cereal, en la comida elige un poco más de verduras y en la cena, un plato de cereal.

Clasificación

Existen dos tipos de fibra, ambas las adquieres de manera natural en la mayoría de los alimentos.

Soluble. Esta tiene la capacidad de disolverse al contacto con el agua, y crea una especie de gel. Su consumo habitual favorece la disminución de los niveles de colesterol y glucosa en la sangre. También contrarresta la proliferación de hongos y bacterias dañinas.

La encuentras principalmente en las frutas y verduras.

Insoluble. El cuerpo no puede disolverla en agua. Da volumen y peso a los desechos del organismo. Promueve el tránsito del bolo intestinal por el sistema digestivo, vita el estreñimiento. Está en la cascarilla de cereales, frutas y verduras. #Nutrición