Una de las formas más efectivas para la lucha contra el virus del SIDA que, a día de hoy, sigue causando estragos, sobre todo en el continente africano, pasaría por exterminar a un parásito que multiplica las posibilidades de contraer el VIH, tal y como explican los científicos.

Este parásito es un gusano que se contrae principalmente al estar en contacto con el agua. El gusano se introduce por vía capilar y una vez en el interior del organismo, aumenta de tamaño y comienza a reproducirse. Con el paso de los días, el parásito en cuestión comienza a depositar sus huevos en el aparato reproductor femenino, lo que provoca una fuerte infección que, según los investigadores, aumenta en gran medida las posibilidades de contraer el virus del SIDA. No en vano se ha calificado a este gusano como el responsable de una de las enfermedades más mortíferas que azotan el mundo, y que ha sido denominado como “Esquistosomiasis”.

Según los médicos que se enfrentan a diario con este problema en muchos países africanos, se trata de una patología marcada por la vergüenza. Las mujeres no quieren hablar de ello por el riesgo de exclusión social que esta enfermedad supone para ellas. Avisan asimismo, de que es algo muy extendido y que su erradicación supondría también una lucha indirecta contra el VIH.

Una de las opciones supondría una “desparasitación” generalizada de la población en los países afectados para frenar de este modo el contagio por VIH, pues los datos parecen favorecer la teoría por la cual se asocia a la infección parasitaria con la transmisión de este virus. Los investigadores aseguran que también, este procedimiento sería mucho más barato a largo plazo que el tratamiento generalizado de los pacientes con SIDA.

La “esquistosomiasis” es una de tantas enfermedades olvidadas por su falta de rentabilidad económica. En la actualidad, solo existe un tratamiento disponible para luchar contra ella. Pero en realidad sigue siendo una patología sobre la que sabemos muy poco. Pese a que la Organización Mundial de la #Salud apoya indirectamente la iniciativa para el tratamiento del parásito, aún no se ha pronunciado de manera oficial, lo que hace que numerosas entidades que luchan actualmente contra el SIDA no asuman los planes de actuación necesarios para la erradicación de este parásito. #El malestar que ocasionan las Enfermedades