De acuerdo con el doctor Edilberto Peña de León, neuropsiquiatra y director de Investigación de Instituto de Neurociencias, Investigación y Desarrollo Emocional (Incide), las personas con Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) deben ser tratadas lo antes posible, por lo cual es muy recomendable detectar el TDAH en etapas tempranas para evitar problemas posteriores o trastornos psiquiátricos.

En un test elaborado en el programa de radio de la conductora Martha Debayle, el doctor Edilberto Peña explicó que este tipo de trastorno puede confundirse con otros factores, pero que no necesariamente puede tratarse de TDAH. En definición, el TDAH es un desorden que afecta tanto a niños, adolescentes y adultos, en la regulación de la conducta, la atención y las acciones. A su vez, se subdivide de acuerdo con las principales características asociadas al desorden: 1.- La inatención (o impedimento crónico para enfocarse en actividades que para el individuo resulta repetitiva o aburrida), 2.- La impulsividad (o la dificultad para medir las consecuencias de los actos o la previsión), y 3.- La hiperactividad (movimiento continuo -sin objetivo alguno-, manejo de objetos, pies y manos, o constantemente levantarse varias veces o hasta comer y trabajar parados).

Según el doctor Edilberto Peña, el tener TDAH tiene tanto ventajas como desventajas. Dentro del lado positivo, se encuentran que con frecuencia estas personas son muy optimistas, pueden tener muchas ideas y son muy productivas, por ejemplo, diseñadores, mercadólogos y publicistas. Asimismo, pueden ser personas muy alegres, no son rencorosas, son ocurrentes, creativos, entre otras cualidades. Y en el mejor de los casos, desarrollan mecanismos de defensa que les hace encontrar parejas y/o trabajos que complementan aquello que no está siendo atendido.

Por otra parte, dentro de lo negativo se encuentra que son muy impulsivos, muy aventureros y se dejan llevar por la adrenalina del momento, tanto que para cuando piensan las consecuencias ellos ya se metieron en problemas y "se fueron de bruces". Además, pueden aprenden muy rápido lo que les interesa pero desechan lo que no les resulte interesante. 

En resumen, el especialista recalcó que esto se debe a una falta de un químico, un neurotransmisor llamado noradrenalina, por lo cual es importante atender el TDAH en edades tempranas porque cuando llegan a adultos puede convertirse en un problema mayúsculo, y como ejemplo mencionó que quienes tienen este tipo de desorden cambian tres o cuatro veces más de trabajo que los que no lo tienen; o que cambian de dos a tres veces más de pareja; se meten en problemas con la ley, con las deudas, dos veces más que las otras personas, además, puede agravarse la situación pues pueden llegar a ser muy susceptibles a padecer otros trastornos psiquiátricos, como la depresión y la ansiedad. #El malestar que ocasionan las Enfermedades #Salud