Un nuevo estudio publicado por la Molecular Nutrition and Food Research de la Universidad del Estado de Pennsylvania, encontró que el té verde podría matar las células de cáncer bucal y aumentar las células sanas. Esta última investigación propone aprovechar el té verde como un aliado contra el cáncer.

El cáncer bucal y el té verde ya habían sido estudiados y se les había relacionado en un estudio realizado en el 2002 donde se encontró que este té podría inducir la muerte de células cancerosas, y sugirió que "el consumo regular de té verde podría ser beneficioso en la prevención del cáncer de boca." En los hallazgos de los estudios realizados recientemente, los investigadores determinaron que un compuesto en el té verde desencadena un proceso en las mitocondrias de las células cancerosas que conducen a la muerte celular temprana.

El equipo de investigación hizo crecer en un laboratorio células bucales cancerígenas y células bucales normales, que fueron expuestas a epigalocatequina-3-galato (EGCG), un compuesto que se encuentra en el té verde y encontraron que este mató las células cancerosas, dejando solamente las células no cancerosas.

De hecho, los autores del estudio dicen que había indicios de que EGCG realmente había fortalecido los mecanismos de defensa de las células normales. Aún así, Lambert advierte, "ya que los datos clínicos no se limitan a los humanos, es prematuro decir que el té verde puede prevenir el cáncer bucal. Dicho esto, se puede rescatar que los datos arrojados por los estudios en modelos epidemiológicos con los animales y algunos humanos son prometedores e indican que el té verde y EGCG tiene un efecto preventivo".

Pero, ¿teniendo estos resultados existe la posibilidad de echarlos a andar y ponerlos en acción?

"Sí, si los futuros ensayos clínicos en humanos son positivos", asegura Lambert. "Creo que el té verde podría ser útil para prevenir el desarrollo de cáncer bucal, así como para ayudar en la prevención del regreso del cáncer en personas que han tenido tratamientos quirúrgicos o de quimioterapia. Aunque no creo que el té verde se convertirá en una primera línea de tratamiento para curar pacientes con cáncer bucal".

El tratamiento para el cáncer oral, se limita actualmente a una combinación de quimioterapia, cirugía y radiación. Mientras que la quimioterapia tradicional puede causar la pérdida del cabello y la atrofia muscular, el consumo de té verde tiene pocos efectos secundarios. #El malestar que ocasionan las Enfermedades #Salud