En el 2015 continúa el desabasto de medicamentos en las clínicas del Instituto Mexicano del Seguro Social. Es por ello que los derechohabientes se inconforman, pero también los médicos del Instituto muestran su preocupación porque los pacientes no siguen sus recomendaciones; y provocan que se alargue el tratamiento, el tiempo de curación o que se agraven o se vuelvan crónicas algunas enfermedades. En estos casos, los médicos tiene que volver a recetar, lo que incrementa la demanda de medicamentos, esto puede ser una de las causas (entre otras) del desabasto.

Los doctores comentan que las medicinas no son mágicas ni hacen "milagros", que el paciente debe cuidarse y acatar todas las recomendaciones para ayudar a su cuerpo a recuperarse más rápido. No obstante, muchos pacientes se quejan de la efectividad de los medicamentos del IMSS, y dicen: "la medicina del Seguro ya no sirve", porque quieren curarse únicamente con la ingestión de las medicinas sin seguir las demás indicaciones prescritas por su doctor. De esta forma, es mucho más lento el alivio de una enfermedad o requiere de más medicinas; con excepción de las enfermedades crónicas, que llevan un tratamiento de por vida.

Recomendaciones que hacen los médicos y que la mayoría los pacientes no siguen o no obedecen:

  1. Comer más verduras, frutas, legumbres y cereales.

  2. Beber más agua natural, y no tomar tanto refresco.

  3. No consumir demasiados embutidos o carnes rojas.

  4. No abusar en el consumo de bebidas alcohólicas.

  5. Hacer ejercicio, caminar más.

  6. Dormir de 6 a 8 horas diario y evitar las desveladas frecuentes.

  7. Bajar de peso o mantenerse más o menos delgado(a).

  8. Desparasitarse 2 veces al año.

  9. Terminar siempre los tratamientos prescritos, aunque haya una mejoría; para evitar las recaídas o que se complique la enfermedad.

  10. Vacunarse cuando está indicado.

  11. No fumar.

  12. Evitar la comida muy grasosa o con mucho picante.

  13. Disminuir el uso de sal en las comidas.

  14. No malpasarse. Tratar de comer a sus horas.

  15. Cuidarse de los cambios bruscos de temperatura.

  16. No automedicarse.

  17. Tomar algunos complementos alimenticios, como calcio, omegas, glucosamina, etc.

  18. Preferir alimentos con más fibra, como por ejemplo: el pan integral en lugar del pan blanco.

  19. Sustituir la azúcar refinada por azúcar morena.

  20. Ejercicios de relajación y evitar en lo posible el estrés, los corajes, el rencor...

  21. Acudir a todas las citas con el doctor y a las revisiones programadas.

    Y varias más...

Si seguimos estas recomendaciones, fortaleceremos nuestro sistema inmunológico y será mayor nuestra resistencia a las enfermedades; y por consiguiente, gozaremos de una buena #Salud. #El malestar que ocasionan las Enfermedades