Parece que junto con la oscuridad del invierno, a algunas personas se les apaga también su interior, se les oscurece. Y es que en esta época del año un montón de gente se queja del SAD, o trastorno afectivo estacional. Es una de esas condiciones que vienen con un acrónimo tan perfecto que uno se pregunta si es real. Pero los médicos insisten en que es.

SAD es un tipo de depresión que llega entre el otoño y el invierno, y puede hacer que te sientas como si estuvieras atrapado en el comienzo de una novela de Nicholas Sparks. La reducción del nivel de la luz solar provoca una caída de la serotonina en el cerebro, encargada de impulsar el estado de ánimo, y provoca también un desequilibrio en la melatonina, otro químico cerebral que regula el sueño y el ánimo.

Afortunadamente, Eat This, Not That! ha descubierto algunos alimentos que "piratean" los químicos del cerebro y restablecen el estado de ánimo. De hecho, el sólo hacer unos cuantos ajustes en tu dieta pueden ayudarte a prevenir el SAD.

1. Intercambia los vegetales

Pimientos rojos ¡sí! Tienen 3 calorías, 0 g de grasa, 0 g de grasa saturada, 0,1 g de proteínas, 0,5 g de azúcar

Pimiento verde ¡no! Tienen 3 calorías, 0 g de grasa, 0 g de grasa saturada, 0,1 g de proteínas, 0,4 g de azúcar.

¿Por qué rojo? Los pimientos morrones rojos son aquellos que se han dejado madurar en la planta y los verdes son los inmaduros, lo que hace que tengan más nutrientes que sus hermanos subdesarrollados, más del doble de la vitamina C y hasta 8 veces más vitamina A.

En una encuesta reciente sobre la densidad de los nutrientes, los investigadores de la Universidad William Patterson clasificaron pimientos rojos en segundo lugar sólo abajo de las verduras de hoja verde que son las más potentes de todas. La mayor concentración de vitaminas ayuda a mejorar el estado de ánimo no sólo directamente, sino también ayuda a impulsar el sistema inmune y a disminuir los síntomas que produce la oscuridad.

Intercambia los condimentos

Mostaza francesa ¡sí! Tiene 0 calorías, 0 g de grasa, 0 g de grasa saturada, 0 g de proteínas, 0 g de azúcar.

Mayonesa ¡no! Tiene 90 calorías, 10 g de grasa, 1,5 g de grasa saturada, 0 g de proteínas, 0 g de azúcar

Intercambia el omega-6-pesado de la mayonesa, por el omega-3-recargado de la mostaza y obtén un impulso instantáneo de #Salud mental.

El omega-6 está vinculado a la inflamación, la obesidad, la diabetes y la depresión. Y justamente la mayonesa está hecha a partir de aceites de granos y semillas, que aportan omega 6 y 11.359 mg de ácidos grasos por onza. Mientras que la mostaza se encuentra entre la docena de fuentes de omega-3, con casi la mitad, de mg por onza. Un estudio en el 2014 publicado en el Journal of Nutrition encontró que la concentración de niveles altos de omega-3 en relación con el omega-6, estaban vinculados a un menor riesgo de depresión.


Intercambia las bebidas

de manzanilla ¡sí! Tiene 2 calorías, 0 g de grasa, 0 g de grasa saturada, 0 g de proteínas, 0 g de azúcar

Soda dietética ¡no! Tiene 0 calorías, 0 g de grasa, 0 g de grasa saturada, 0 g de proteínas, 0 g de azúcar

La misma investigación demostró que el té de manzanilla mejora el funcionamiento cognitivo durante el día. En contraparte, se vinculó a los refrescos light a la depresión; especialmente aquellas personas que bebían más de cuatro latas al día eran 30% más propensos a tener depresión tenido, debido en parte al edulcorante artificial aspartame. #Psicología