Una mujer de Nebraska a la que le habían amputado los pies y las manos después de sufrir una infección bacteriana está más feliz que nunca y se encuentra con un "sorprendentemente buen ánimo", dijo su familia. Y es que tiene suerte de estar viva.

El mes pasado, Teri Roberts, una mujer de Valley, Nebraska, de 56 años de edad, madre y abuela de cinco pequeños, fue diagnosticada con "síndrome de shock tóxico estreptocócico" que le provocó caer en coma profundo, lo cual llevó a los médicos del Metodista Physicians a temer que nunca podría salir de él.

Pero el 22 de diciembre la familia recibió un gran regalo de Navidad adelantado."Como por arte de magia se despertó", platicó su hijo Ryan Roberts de 35 años, durante una conferencia de prensa la semana pasada. "Literalmente, cuatro horas antes de que la desconectaran de los aparatos que la mantenían con vida, abrió los ojos."

Los médicos, que habían estado discutiendo realizarle una amputación cuádruple para salvar a sus órganos, esperaron hasta el 10 de enero para realizar el procedimiento de desconexión en Roberts, cuya hija, Andrea Kruger de 33 años de edad, fue asesinada en 2013.

"Mi madre no quiere estar aún con Andrea ... y no le importa si le cortaron las manos y los pies", dijo su hijo Ryan Roberts feliz de tenerla de regreso pese a todos los diagnósticos en contra.

Las manos de Teri fueron amputadas desde la muñeca, y ambos pies y parte de sus piernas también le fueron cortadas. A pesar de verse mutilada, la mujer, muy emocionada de estar con vida, sobre todo después de conocer que estuvo a pocas horas de ser desconectada, lo que inminentemente la llevaría a la muerte, tiene un estado de ánimo sorprendente, pues al conocer que había perdido sus extremidades dijo: "Sólo estoy dejando que otras personas se pongan a mano conmigo y por fin me consientan". Su familia espera recaudar 25.000 dólares para ayudar a pagar sus cuentas médicas, incluyendo el costo de las prótesis, por ello ha iniciado una campaña para reunir dinero.

Teri tiene un largo camino por delante, pero su espíritu es impresionante. Ella misma ha dicho que cree que todo sucede por una razón y que simplemente no aún no saben cuál esa razón.

Hasta el momento, la campaña de crowdfunding ha recaudado más de 18 mil dólares. Según Ryan, ella está decidida a caminar y conducir de nuevo. #El malestar que ocasionan las Enfermedades #Salud