En todos lados escuchamos que es importante tener una sana alimentación porque el sobrepeso es muy peligroso para la #Salud. Pero, ¿sabías que las harinas blancas y alimentos procesados ​​causan inflamación en todo el cuerpo? Sí, en todo, hasta en el cerebro; situación que puede causar depresión.

Para evitarlo te dejo una lista de 5 alimentos que puedes comer todos los días para sentirte bien y evitar la inflamación del cerebro.

Verduras de hoja verde osucro

El elemento más denso en nutrientes disponibles son las verduras de hojas verdes, no hay competencia, ya que contienen montones de vitaminas A, C, E, y K, minerales y fitoquímicos. Espinacas. Acelgas. Lechugas. Estos alimentos ayudan a prevenir la transformación cancerosa de las células normales y luchan contra todo tipo de inflamación, y de acuerdo con un nuevo estudio publicado en Archives of General Psychiatry, la depresión severa se ha relacionado con la inflamación del cerebro.

Nueces

Las nueces son una de las fuentes vegetales más ricas en ácidos grasos de omega 3 , y numerosos estudios han demostrado cómo estos apoyan la función del cerebro y reducen los síntomas de depresión.

Aguacate

Los aguacates son alimentos de poder porque contienen grasas saludables que el cerebro necesita para funcionar sin problemas. Tres cuartas partes de las calorías de un aguacate son de grasas, grasas monosaturadas sobre todo, en forma de ácido oleico. Un aguacate promedio también contiene 4 gramos de proteínas, superior a otras frutas, y está lleno de vitamina K, B (B-9, B-6 y B-5), C y E-12.

Bayas

Arándanos, frambuesas, fresas y moras, son algunos de los más altos alimentos antioxidantes disponibles para nosotros. En un estudio publicado en el Journal of Nutritional and Environmental Medicine, los pacientes depresivos que fueron tratados durante dos años con antioxidantes tenían una puntuación de depresión significativamente menor ya que son como reparadores de ADN.

Setas

Aquí hay dos buenas razones por las que las setas son buenas para tu salud mental. Regulan la insulina y promueven las bacterias intestinales saludables, lo que promueve la eliminación de toxinas y evita la inflamación.