Nutrir el cerebro de nuestros hijos puede ser un desahogo en la economía familiar, con refrigerios que ellos disfruten y fáciles de preparar con alimentos que encontramos a granel en cualquier mercado a un inmejorable precio.

Estos consejos son útiles para los niños que comienzan la vida escolar, adolescentes y adultos. 

"Llénalos de grasa".

El cerebro está constituido en un 60% de grasa. Tus hijos necesitan "las grasas buenas" para la buena función cerebral, incrementar la retentiva y atención durante las clases. Las grasas clave para la buena #Salud del cerebro, son las esenciales llamadas Omega-3 ácidos-grasos. Acá te dejo unas que son una buena opción:

-Agrega Nueces a una taza de yogurt.

-Mezcla semillas de chía, ajonjolí o amaranto en el plato de cereal licuado o jugo!

-Un sándwich de atún o salmón con mayonesa, aguacate y jitomate. 

-Hornea pan de plátano y agrega linaza molida, esta actúa como catalizador para activar la Omega-3 del plátano y de los alimentos ingeridos a lo largo del día.

"Haz verdes a tus hijos"

-Espinacas, col verde, brócoli y lechuga son una fuente de vitamina B, que ayuda a la creación de células cerebrales que trabajan exclusivamente para la memoria.

-Las ciruelas negras, uvas rojas, y bayas tienen una gran cantidad de ácido fólico, ya que este no es importante solo durante el embarazo o exclusivo de la mujer. Fortalece la memoria, combate la depresión, evita dolores de cabeza, disminuye la irritabilidad y los desórdenes de conducta.

Las hojas verdes las puedes licuar con su jugo favorito, no importa si es de bote, ya que estarás agregando algo realmente saludable. El brócoli lo puedes desmenuzar (bien lavado y desflemado con sal) y aderezarlo con limón, un poquito de sal y chile piquín.

Familiariza a tu familia con la avena

Es una fuente rica en proteínas, que contribuyen a la formación de piel, uñas, dientes, huesos, cartílagos y articulaciones. Además crea un efecto de saciedad, esto quiere decir que los antojos estarán neutralizados.

Combina el cereal favorito con avena en el desayuno. Se ha comprobado que los niños que consumen avena por la mañana incrementan la memoria a diferencia de los pequeños que tienen un desayuno convencional.

Cocinar a fuego lento avena en leche o agua con plátano o bayas reducirá la cantidad de azúcar procesada que utilizarías normalmente, y que mejor que esta la sustituyas por miel de abeja, maple o azúcar de coco (la leche de coco es una alternativa fabulosa).

Haz de las bayas un básico en tu hogar

Alimentos como las bayas y las uvas son acertadamente catalogadas como "súper alimentos". Son potentes agentes antioxidantes, contribuyen a la salud cerebral y asimilación de ácidos grasos, recuerda que son las grasas ideales para estimular las funciones cognitivas.

Un puño de bayas, frescas o deshidratas en el lunch de los niños, molidas en el licuado o jugo de la mañana, siempre serán bien recibidas y mejor aún; utilizadas por el organismo. Estas dulces celebridades de los alimentos encantan a chicos y grandes.

Granos y cereales como golosina

Granos, semillas y cereales son ricos en vitamina B. Se ha demostrado que consumir alimentos con esta, aumenta los niveles de atención y retención. Las panaderías tienen una gran variedad de productos que incluyen estos "soldados de la mente", utilízalos paras los sándwiches.

-Pepita de calabaza, ajonjolí, amaranto, cacahuate (natural o tostado) Salvado, linaza.

-Granolas (que incluyen una rica variedad de semillas, granos y cereales). #Padres hoy