Amor sigue siendo lo que mueve al mundo, es la palabra más buscada en internet, las películas más recordadas y taquilleras tienen como columna vertebral esta palabra conformada por cuatro letras, la cual tiene una dualidad extrema; o nos hace sonreír o llorar. El ritmo de vida que llevamos actualmente, dista de la que vivieron nuestros padres, incluso la que vivimos hace 10 años, ¿cierto?

En una sociedad de solteros y divorciados, salir con alguien es como ganarse la lotería, todos queremos tener a alguien que nos envíe un mensaje de texto o minino que le dé "me gusta'' a nuestra más reciente publicación en Facebook. Lee estos 5 tips para que la esperanza de iniciar una nueva relación no muera en el primer encuentro.

No preguntes por el futuro

NO es apropiado preguntar cosas tales como: ¿Ves el matrimonio como parte de tu futuro?, ¿Cuántos hijos te gustaría tener? Las respuestas a estas dudas se irán dando conforme vayas avanzando en el proceso de "estar saliendo". Los hombres se sienten amenazados con estos cuestionamientos y no es ser conservadores o machistas pero esta es la manera en que desde siempre los hombres reaccionan.

No vistas extremadamente sexy

Muchas mujeres disfrutan vestir muy provocativas en la primera cita. Es natural querer impresionar y lucir sexy, debes enfocarte más en enseñar lo mejor de tu personalidad, más que la piel. Como regla general, si quieres lucir las piernas, no abundes en un revelador escote. Y si estas más cómoda en pantalón o falda larga, balancea con un escote discreto, no les des a conocer todo de ti tan fácil.

No preguntes sobre sus cualidades

La gran mayoría de los hombres, según varias encuestas, encuentran invasivo y como acoso el ser interrogados acerca de sus cualidades. Seguro tienes tu lista de las características y virtudes en un hombre, pero la primera cita es muy prematuro para ahondar en esos detalles, además, ¿cómo saber si no está mintiendo? El tiempo mostrará las cualidades de ambos.

No te emborraches

Para aplacar los nervios siempre una copita es de mucha ayuda. Pero una, no una botella. Porque pasarás de "matar los nervios", a perder todo sentido de etiqueta y postura. A nadie le gusta lidiar con alguien que ha bebido de más y menos en la primer cita. 
Es mejor lucir radiante y maravillosa en contra de "excesivamente chistosa".

No dejes que las hormonas te gobiernen

Muchas veces cuando la química y una buena conversación es aderezada con un par de martinis, eleva la temperatura en la primera cita, nos sentimos tentados a llegar a segunda y tercera base, pero esto solo termina por hacer perder el juego. Si todo marcha bien, seguro puedes pensar que encontraste a tu alma gemela. Combinar sábanas e intimidad nunca será una buena ecuación. Siempre se disfruta más cuando la conexión va más allá de un par de copas y una buena conversación.

Si evitas a estos asesinos del romance seguro habrá más encuentros, pero recuerda que para que esto funcione tiene que ser "una calle de ida y vuelta". Claro que deseas que tu 'date' sea encantador y bien portado, entonces, da exactamente lo que esperas. Suerte y si estás buscando a alguien, seguro alguien te busca a ti. #Belleza