Alrededor de 20 y 30 por ciento de los bebés nacidos en México pueden sufrir cólicos de lactante, explicó Horacio Reyes Vázquez Presidente de la Asociación Pro Lactancia Materna.

En entrevista, detalló que si el bebé llora en periodos de más tres horas en el día, por más de tres días a la semana, si se observa rostro de angustia; sudoración en la frente; abdomen distendido y duro al tacto es muy probable que sufra de este padecimiento.

Asimismo, si el bebé dobla sus muslos sobre el abdomen; patalea en forma intensa; empuña las manos y las mantiene tensas y arrojar gases intestinales le provoca mejora transitoria también son señales de cólicos.

El doctor Horacio Reyes señaló que este padecimiento contrario a lo que se cree, no se presenta "en la etapa del recién nacido, sino desde el final de primer mes hasta el tercer o cuarto mes y solo dura en estos primeros cuatro meses de la vida".

Reyes Vázquez señaló que las causas del cólico son poco conocidas; sin embargo la técnica de alimentación es importante, así como la dieta que la madre lleva durante el periodo de lactancia.

"En caso de un niño amamantado se asocia a algunos alimentos que consume la mamá que pueden ocasionar el cólico como la leche o derivados de leche, el consumo de huevo, pescado o chocolate, también la cafeína o soya (que pueden causar si irritabilidad en el estomago del niño). En caso de los #Niños que beben formula se debe buscar que no sean alérgicos a alguna proteína de la leche y cambiarla", expuso.

Presidente de la Asociación Pro Lactancia Materna, puntualizó que como medidas para prevenir los cólicos se puede alimentar al bebe con intervalos no menores de dos horas; aumentar el tiempo tan rápido como lo permita después del primer mes de edad.

Además se ha observado que lo que más conforta un bebé en estos casos es un manejo suave con actividad rítmica, "como medidas generales, se recomienda para estos casos envolver al bebe mecerlo, hacer algún ruido sordo con la boca y con eso el bebe se tranquiliza". #Salud #Padres hoy