La homeopatía y la #Nutrición son herramientas indispensables en el tratamiento de la enfermedad y la conservación de la #Salud, herramientas que pueden ser utilizadas simultáneamente y se complementan a la perfección. 

La mancuerna entre nutrición y homeopatía resulta indispensable para reparar de forma definitiva la salud del paciente, la medicina natural es una fuente de equilibrio en la salud, ya que el medico naturopata no se dedica a vender yerbas, brebajes o tratamientos, sino que busca la sanación definitiva del paciente.

La medicina Natural no se basa en grandes corporativos farmacéuticos, no se concibe como un negocio con fines mercantiles, no lucra con el malestar y la dolencia del paciente agotado por la enfermedad, como la medicina alópata actual. La medicina tradicional o complementaria, busca demostrar su éxito aliviando el malestar del paciente sin efectos secundarios, sin métodos invasivos, sin fraudes ocultos o estafas, simplemente se busca el bienestar de la manera más natural, amable para el organismo, confiable y duradera.  

La manera más segura de conseguir y mantener la salud es aplicando los cambios necesarios en los hábitos cotidianos y en tratamientos naturales que no causen efectos adversos, "la medicina homeopática es completamente natural, busca solamente estimular la curación del organismo, no tiene capacidad para causar efectos secundarios o indeseables y por ello es importante que el paciente ayude a su organismo a curarse. Esta ayuda será siempre en forma de dieta, ejercicio o cambio de algunos hábitos, dependiendo en buena lógica de cada caso en particular."

Basándonos en esta premisa, resulta indispensable que el médico homeópata tenga algún tipo de entrenamiento en nutrición y que utilice ambas herramientas como base fundamental de su consulta y realice la prescripción tanto homeopática como una asesoría nutricional a sus pacientes para conseguir el resultado final en el equilibrio de la salud de sus pacientes y la conservación del equilibrio de ésta a largo plazo.

Los hábitos alimenticios son fundamentales en la conservación de la salud, lamentablemente en la actualidad la baja calidad de los alimentos sumada a los malos hábitos alimenticios, la prisa con la que se vive actualmente, la comida rápida, la elevada ingesta de carbohidratos, las comidas con conservadores y aditivos artificiales, aunado a la grave disminución en el consumo en alimentos de origen natural, está ligado a un gran número de enfermedades por desequilibrios alimenticios, la obesidad y las adicciones a los alimentos con alto contenido calórico mantendrá al paciente en estado de desequilibrio.

Por ello es indispensable que el médico asesore a cada paciente en cambiar su dieta y sus hábitos según su caso particular y tomando en cuenta sus debilidades, sus antecedentes familiares y su diátesis. De esta forma el paciente podría mejorar su calidad de vida si el médico es capaz de dar un enfoque global en su tratamiento.

Basados en este hecho es que el médico homeópata, capacitado en nutrición, podrá dar un tratamiento global al paciente de manera definitiva, para que este último se conserve saludable naturalmente.


#El malestar que ocasionan las Enfermedades