Por su parte, el servicio médico de Banca Cremi determinó que su empleado cambiara de facultativo, ahora la persona que lo atendería sería  Juan José Granados Romero, cirujano general del Hospital Ángeles Clínica Londres. Este personaje también cometería una supuesta negligencia médica, ya que, según el ex paciente, de nueva cuenta lo intervendría tres veces y empeoraría las cosas en lugar de mejorarlas.

Como resultado de tantas cirugías, al denunciante se le quedó una deformidad abdominal en la parte derecha.

“No se me notificó a qué se debía (la deformidad), pero sí me dijeron que no afectaba en nada y que en un año se me podría operar para eliminarla”, manifiesta el afectado.

Abusaron de su confianza y ahora exige justicia

Luis Javier al no ver mejoría, recurrió al galeno Gerardo Baños Álvarez, quien le receto un medicamento de nombre Calcort, el cual, según se le dijo, ayudaría en el proceso de cicatrización y le quitaría la inflamación. Empero, la #Medicina tuvo múltiples contraindicaciones como daños físicos en los ojos, piel y en el metabolismo en general.

Se le cuestionó al ex paciente el por qué se dejaba que lo atendieran esos médicos si veía que cada vez lo dejaban peor. Él se limitó a contestar que primero confió en Baños Álvarez porque pensaba lo que hacía, pues era el coordinador médico del banco donde trabajó durante 17 años.

En cuanto a los galenos Manuel Gallo Reynoso y Gerardo Baños Álvarez, creyó en el porque era su médico. Incluso, subraya el afectado, Gerardo Baños le declaró que Manuel Gallo era un excelente cirujano.

En cuanto al segundo, Luis Javier llegó con él porque asevera no le quedó de otra, aun así esperaba que ese hombre resolviera por fin su problema de #Salud; sin embargo eso no sucedió.

El acusador indica que para solucionar las malas intervenciones recurrió al Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ), donde se le retiro el fármaco y se le volvió a intervenir para salvar su vida. Asimismo, visitó al psicólogo porque su salud mental estaba muy deteriorada.

Por otro lado, la supuesta víctima de negligencia médica ya presentó denuncias en la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed), Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), Comisión de #Derechos Humanos del Distrito Federal (CNDHDF).

Empero, ninguna institución lo ha ayudado, mas eso no lo detiene porque él exige que se haga justicia.