Hace unos días se difundió por distintos medios de comunicación un caso de negligencia por parte del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde un doctor extirpó un ojo sano de un niño de 14 meses de edad. Este caso de pésimo profesionalismo le recuerda al público la calidad del servicio de la institución de #Salud más importante del país.

Por eso, como un incentivo para refrescar la memoria, presento cuatro casos de negligencia que desembocaron en la defunción de pacientes, bajo el seno del IMSS y de la impunidad gubernamental mexicana.

1. Muere a las puertas de un hospital

Lejos de ser irónico, este año en Quintana Roo un hombre murió a las puertas del hospital del IMSS, ¿por qué? El sujeto de 53 años que padecía tuberculosis le fue negada la atención médica, pues el guardia de seguridad de la entrada no dejó pasar el automóvil donde el enfermo y su hijo se transportaban y tampoco alertó a los paramédicos en el interior del edificio. El familiar, desesperado, llamó a la Cruz Roja. Una ambulancia llegó a las puertas del IMSS (lo que sí es irónico) y confirmó la defunción de la víctima.

2. Lo dejan salir antes de tiempo

El 17 abril de este año en Chihuahua, Javier Chávez de 61 años fue operado por una fractura en la cadera. Lo dieron de alta antes de tiempo, cuando necesitaba atención médica especializada y medicación intravenosa durante nueve días más. La herida ser infectó y murió por un choque séptico (proceso infeccioso extendido).

3. Hombre es mal diagnosticado

En 2013, esta vez en Hermosillo Sonora, un hombre murió, también por un choque séptico, luego de presentarse con dolores abdominales severos a las oficinas del IMSS. Después una serie de malos diagnósticos, como ignorar los resultados de una tomografía, la obstrucción intestinal se agravó y concluyó con la muerte del paciente.

4. Muerte de un recién nacido

En 2014 en Baja California, Denis Arely Cienfuentes acudió con su esposo a las oficinas del IMSS para atender su embarazo e iniciar labor de parto. La atención médica fue aplazada por la administración hasta que el dolor se agudizó y fue necesaria una cesárea de emergencia. Una vez nacido el bebé, éste fue trasladado a otro hospital por complicaciones (ingestión de excremento y líquido amniótico), provocadas por el parto tardío. A esto se sumó una infección cardíaca. La defunción ocurrió horas después. #Gobierno #Derechos