El científico William H. Andrews aseguró en unas declaraciones para un programa de televisión nacional en los Estados Unidos, que a finales del próximo año podría estar lista una "cura" para el envejecimiento.

El Dr. Andrews dijo que los humanos no deberían tener que sufrir los estragos del envejecimiento, "El envejecimiento es una enfermedad que debería y podría ser curada".

Este microbiólogo tiene una larga trayectoria en la industria farmacéutica y biotecnológica, consiguiendo el reconocimiento de la comunidad científica internacional gracias a sus investigaciones y descubrimientos. Desde 1993, cuando se fue de Bayer, se ha dedicado a estudiar en profundidad los telómeros y la telomerasa en su relación con el envejecimiento.

En 1999 fundó su propia compañía, Sierra Sciences, anunciando que su meta seria la de prevenir el envejecimiento celular, para curar todas las enfermedades asociadas con la edad, incluyendo el propio proceso de envejecimiento.

Según comenta el Dr. Andrews "Los telómeros son estructuras en los extremos de los cromosomas que se acortan cada vez que las células se dividen. Cuando estos telómeros se vuelven críticamente cortos, envejecemos y finalmente morimos"

Las investigaciones del Dr. Andrews se han centrado desde hace 16 años en la búsqueda de algún factor que promueva la producción de telomerasa y así evitar el envejecimiento celular. Y parece que sus estudios empiezan a dar resultado, asegurando que encontrará en menos de un año la molécula que desencadenaría la producción de la telomerasa en el cuerpo, lo que alargará los telómeros para detener, o incluso revertir el proceso del envejecimiento. "Si se tiene éxito, puede que todos terminemos aparentando y sintiéndonos como si tuviéramos 24 años para siempre".

La confianza del científico a la hora de asegurar que encontrará esa molécula, proviene del sistema desarrollado por su empresa, para analizar y estudiar más de 4000 químicos por semana y como éstos reaccionan con la telomerasa.

A pesar de su alargada carrera, y de sus múltiples descubrimientos y patentes, las declaraciones del Dr. Andrews fueron atacadas por algunas voces discrepantes dentro de la comunidad científica, afirmando que él es sólo el último de una larga lista de curanderos y charlatanes que afirmaron haber encontrado la fuente de la juventud o una cura milagrosa del envejecimiento. Pero el Dr. Andrews dice que ya está acostumbrado a estos ataques del sector dogmático de la ciencia, integrado por autómatas que han perdido su espíritu científico y objetividad, o que han vendido el prestigio de sus opiniones a corporaciones.

De todas formas, habrá que esperar a finales del 2016 para ver si ese descubrimiento se llega a producir o no.
#Salud #Belleza #Investigación Científica