Otro caso de negligencia médica azota los medios de comunicación después de hacerse viral el caso de Fernando Jonathan Valdez Ayala, a quien le habían diagnosticado un tumor maligno en el ojo izquierdo, por el cual los padres del menor lo sometieron a arduas sesiones de quimioterapia sin un resultado positivo aparente.

Después de un supuesto chequeo por parte de los médicos de la Unidad Médica de Alta Especialidad del Instituto Mexicano del Seguro Social en Ciudad Obregón, Armando Cisneros Espinoza, el médico titular dijo a los padres que lo mejor para el menor era extirparle el tumor por medio de una intervención quirúrgica, sin embargo y tras horas de espera por parte de los padres de Fernando, el médico informó que durante la operación habían extirpado el ojo derecho del niño, el único con el que podía ver.

El médico se excusó diciendo que durante la operación, él había detectado un tumor en el ojo derecho del menor, el cual sin ningún consentimiento fue extraído dejando al pequeño de 14 meses de edad ciego de por vida.

Después de las denuncias hechas por parte de los padres, se iniciaron las investigaciones correspondientes en donde se descubrió que el médico acusado de negligencia, ya había sido denunciado por un caso similar en el año 2010, se trató del también menor de edad Jhaziel Rodolfo, quien recibió el tratamiento equivocado por parte del oftalmólogo dejándolo ciego de un ojo.

En esta ocasión la madre del menor se asesoró y denunció al doctor Armando Cisneros Espinoza. Quejándose también ante el Consejo Constitutivo del IMSS, el cual sin ningún tipo de profundización de los hechos liberó al médico de todos los cargos que le había sido imputados.

Armando Cisneros Espinoza tiene la cédula profesional 3443957 expedida por el Sector #Salud, actualmente y debido al escándalo mediático que desató dicho acto de negligencia, se encuentra suspendido de toda actividad médica hasta que se aclaren los hechos.

El pequeño Fernando a diferencia de Jhaziel, no tuvo la suerte de contar con sus dos ojos sanos y para desgracia de los padres y familiares, este pequeño no recuperará la visión jamás. #Niños #Medicina