Además de ser una necesidad básica, (pirámide de maslow) comer es un placer y más aún si nosotros elegimos el platillo a nuestro gusto. Existen otros placeres como: descansar, el sexo, viajar a otras ciudades o países, sonreír, ganar alguna competencia entre otros. La alimentación sana es un placer único, es el combustible que nos da vitalidad, #Salud, alegría, etc. Además comer sanamente cura nuestros padecimientos de una forma natural, "que la medicina sea tu alimento, y el alimento, tu medicina" (Hipócrates).

Consecuencias de una buena y mala alimentacion

A lo largo de los años, los científicos han descubierto que las sustancias de los alimentos (minerales y vitaminas) curan enfermedades.

Por otra parte también señalan que la falta de nutrientes contenidos en algunos alimentos pueden provocar enfermedades por ejemplo: la falta de calcio puede provocar osteoporosis, o el insuficiente hierro puede conducir a la anemia.

La nutrición: un factor determinante en nuestra salud

Básicamente la nutrición consiste en ingerir alimentos en relación con la necesidad dietética del organismo. No obstante, una mala nutrición puede reducir la inmunidad y aumentar la vulnerabilidad de las enfermedades (organización mundial de la salud). Muchos de nosotros no estamos acostumbrados a comer sanamente prueba de ello es el alto índice de obesidad en México. dicho sea de paso, estas medidas del gobierno de implementar impuestos a los alimentos "chatarra" o bien hacer a un lado a los puestos de frituras no van a evitar que sigamos consumiendo estos productos porque aunque nos perjudica la salud a corto-mediano plazo es un gusto y placer que a diario conseguimos. ¿Quién no sale de su oficina a buscar puestos de fruta con chile o alguna fritura? ¿Quién no va a la tienda de la esquina por un refresco de cola?, el placer no es sinónimo de sana alimentación.

Es relativo que a algunos le dé más placer unas papitas o un refresco que una hamburguesa o bien podemos optar por comer unas enchiladas con cecina, o una ensalada de lechuga con manzana apio y un trozo de pescado cocido al vapor acompañado de un vaso con agua de fruta natural.

Una sana alimentación acompañada de ejercicio son los ingredientes principales para estar saludables. Mente sana en cuerpo sano, si diario acostumbramos a nuestro cuerpo a consumir frutas de la región, verduras, pescado, alimentos bajos en calorías y demás productos ricos en vitaminas, tendremos un mejor estilo de vida. La sana alimentación no es sencilla sin embargo podemos construir diariamente un habito alimenticio de tal forma que veremos resultados reflejados no solo en nuestro organismo sino que va a trascender a nuestra vida en términos generales, en cambio si continuamos con la mala alimentación tarde o temprano nuestro cuerpo nos va a cobrar una factura muy alta. El placer cotidiano de alimentarnos sanamente genera otros placeres, tal es el caso de vernos en el espejo y observar que tenemos una figura esbelta, esto nos genera más autoestima, ahorro de gasto en vestido puesto que no tendremos que comprar cada año una talla extra a la anterior, En resumen una buena alimentación aunado del ejercicio y el descanso tendrá como resultado un mejor desempeño en nuestras actividades cotidianas así como también una gran calidad de vida.