En este mes de septiembre de 2015, cumple 25 años de transmisiones el programa radiofónico “Salud y #Belleza” de Alfredo Palacios. Grupo Radio Fórmula festejó al estilista por cumplir un cuarto de siglo en la radio. Fueron varias las personalidades que llamaron a su programa para felicitarlo.

El contenido de “Salud y belleza”, es muy variado, va desde consejos de belleza hasta temas de sexualidad, sicología, siquiatría, medicina, recomendaciones para los padres, para las parejas, etc. A lo largo de 25 años el afamado conductor ha entrevistado en su programa matutino a infinidad de médicos, artistas, cantantes, políticos, psicólogos, con lo cual ha elevado la calidad de su programa.

En su emisión radiofónica, Alfredo Palacios con sus amenos comentarios, opiniones y recomendaciones motiva a sus oyentes y busca impulsar los valores y la superación de las personas.

El reconocido estilista siempre ha destacado por ser una persona sencilla, pero muy trabajadora, que se esfuerza día con día, actitud que proyecta en sus transmisiones y que lo ha llevado a mantenerse en el gusto de la gente alcanzando altos niveles de audiencia.

 

En #México necesitamos más programas como éste, que fomenten la superación, los valores, los conocimientos, el desarrollo intelectual. En la actualidad se transmiten varios programas de radio y de televisión cuyo contenido es muy trivial, ya que sólo cumplen con su función de entretener a su público. Hay personas que afirman que educar no es la misión de la radio ni de la televisión. Pero al tener una gran influencia, los medios de comunicación se convierten en “educadores electrónicos”.

Aseguran los especialistas en la materia, que mucho de lo que aprendemos los humanos es por imitación. Absorbemos conocimientos e información (buena y mala) de todo lo escuchamos, de todo lo que leemos y de todo lo que vemos. Por consiguiente, según la clase de programas que seleccionemos para oír o ver, así será el valor de los datos que llevemos a nuestra mente. Cuidado con la basura mental.

Algunas personas opinan que la etapa de la enseñanza termina con la educación escolar; es decir, creen que cuando se deja de acudir a las escuelas o a las universidades se acaba la instrucción. Sin embargo, la vida es un constante aprendizaje, desde el nacimiento hasta la muerte. Nunca se deja de aprender.

Enhorabuena Sr. Alfredo Palacios. #Psicología