Mucho puede pasar en 13 minutos, especialmente cuando se trata de tiempo en la intimidad. Aunque es común escuchar entre hombres las extraordinarias proezas de interminables horas en la cama con sus parejas, la verdad de las cosas es otra. Un estudio ha revelado que una buena sesión de sexo dura 13 minutos.

 De acuerdo con Eric Corty, profesor de #Psicología en la Universidad de Pensilvania, Estados Unidos de América, entre tres y 13 minutos es el tiempo necesario para que una relación sexual sea satisfactoria con tu pareja, situación que deshecha la creencia popular de que es necesario tener sexo durante horas para que sea “buen sexo”.

 El estudio de hecho clasifica y establece tiempos para medir el nivel de satisfacción en una relación sexual, tomando como punto de inicio el momento de la penetración, y como punto final, claro está, la eyaculación. (El foreplay no cuenta para efectos de este estudio.)

Para que la duración del coito sea adecuada, debe de durar de entre 3 a 7 minutos, sin embargo de 7 a 13 minutos de duración es lo deseable. Si la penetración dura de 1 a 2 minutos, se considera como “corta”, y si dura de entre 10 a 30 minutos ya es considerada como “larga”.

Cabe resaltar que los resultados fueron obtenidos de las percepciones de terapeutas sexuales estadounidenses y canadienses sobre las latencias eyaculatorias normales y anormales.

Según Corty, el ponernos metas tan extravagantes de hecho nos puede perjudicar psicológicamente, ya que las relaciones se tratan de mantener o aumentar una intimidad con alguien, no sobre imponer nuevos récords mundiales en tiempo de duración en la cama. De hecho, los resultados, si bien basados en percepciones, pueden llegar a servir como una herramienta en el tratamiento de parejas para normalizar las expectativas de duración en una relación sexual.

Los expertos en temas sexuales recomiendan que, más allá de una expectativa de duración,  la pareja se debe de concentrar en la calidad de la relación, dando el tiempo necesario para los juegos previos para aumentar la libido, logrando también mejorar la calidad del orgasmo.

Con estos resultados a la mano, bien podría alguien intentar imponer un Récord Mundial Guinness por mayor tiempo de duración del coito, que, hasta el momento, no existe. #Salud