No; los plátanos no curan el cáncer. El poder de las palabras es grande y, según cómo, nos pueden llevar por caminos erróneos. Un buen ejemplo lo tendríamos en uno de los muchos falsos rumores sobre la #Salud que corren por facebook. Aparentemente, curar el cáncer sería muy sencillo siguiendo una dieta rica en plátanos. Eso sí, deben ser plátanos con manchas oscuras. Por lo que dicen, unos japoneses descubrieron que los plátanos con manchas, los más maduros, son ricos en una sustancia llamada "Factor de Necrosis Tumoral" o TNF. Una proteína que, como su nombre indica, mata los tumores (los necrosa).

Como siempre, muchas personas comparten la noticia creyendo que contiene algo de cierta. Pero no es así. Los plátanos son muy buenos, pero no curan el cáncer. En realidad, los investigadores japoneses tampoco encontraron que tuvieran mucho TNF. 

El nombre de Factor de Necrosis Tumoral puede resultar engañoso. Efectivamente en los primeros estudios que se hicieron cuando se descubrió se vio que tenía un cierto efecto dañando los tumores y por eso lo bautizaron así. Por desgracia no ha resultado útil en el tratamiento contra el cáncer y es que posteriormente se vio que su función principal es otra. Una de las primeras cosas que hacen las células del sistema inmunitario cuando detectan microbios, es fabricar TNF para avisar al resto de células que deben ponerse en marcha. se trata de una reacción inflamatoria del cuerpo.

¿Y los plátanos que tienen que ver con todo esto? Pues los japoneses, lo que sí que publicaron es que si inyectaban extracto de plátano en la barriga de ratones, estos producían TNF. Y cuanto más maduro fuera el plátano, más TNF hacían las células del ratón. De nuevo, por si aún no queda claro, debo decir que el plátano no contiene TNF. Y aunque tuviera, al pasar por el estómago, lo digeriríamos y ya no serviría para nada.

Es más, hay que recordar que cuando generamos TNF estamos haciendo una reacción inflamatoria en el cuerpo, lo cuál normalmente sirve de defensa para el cuerpo pero que en exceso de puede matar ya que puede desencadenar un fallo multiorgánico por culpa de la inflamación. También participa en la psoriasis, la artritis reumatoide, la enfermedad inflamatoria intestinal y otras patologías. Sea como sea, y a pesar de su nombre, seguro que no te protegerá contra el cáncer.

En realidad los plátanos tienen varias propiedades interesantes desde el punto de vista nutritivo. Son una fruta rica en potasio, seguramente una de las que aporta más energía ya que es de las que contiene menos agua y además están muy buenos. Vale la pena incluirlos en cualquier dieta. Pero es absurdo generar falsas ilusiones para prevenir el cáncer gracias a unas propiedades imaginarias de cualquier alimento. #Nutrición #Curas de enfermedades