Según la Organización Mundial de la #Salud, los casos de cáncer se han incrementado en un 57% en los últimos años. Los países más afectados y de una manera muy desproporcionada, son los subdesarrollados; y es que, las condiciones de salud e higiene son mas precarias que en otros lugares

Un estudio realizado por investigadores del Centro Oncológico de Kimmel de la Universidad Estadounidense, Johns Hopkins, dio como resultado que: el 60% de los casos de cáncer en general simplemente son el resultado de “la mala suerte”.

Uno de los autores del estudio explica que el cambio de hábitos y estilo de vida, puede prevenir ciertos tipos de cáncer, pero no todos.

El estudio concluye que: de 31 tipos de cáncer, 22 se explican en gran manera por el factor de “mala suerte” de mutaciones de ADN al azar durante la división celular; mientras que otros nueve son la combinación de la suerte y los factores ambientales.

El 15 de febrero se celebra el día internacional contra el cáncer infantil. Esta fecha se instituyó en Luxemburgo en el año 2001.

Se denomina cáncer infantil a todo aquel que se presenta en pacientes de edad pediátrica sin importar distinción de tipo o naturaleza

En México, el cáncer infantil, es la segunda causa de muerte en menores de edad, solo después de los accidentes

151 organizaciones en 98 países, que luchan contra el cáncer infantil alrededor del mundo y que pertenecen a la Confederación Internacional de Organizaciones de Padres de Niños con Cáncer conmemoran cada 15 de febrero el Día Internacional del Cáncer Infantil instituido en Luxemburgo.

En 2015 había en la República Mexicana registrados 18 000 pacientes en esta categoría; y, 5 000 más se sumarán este año. El tipo de cáncer infantil más frecuente es la leucemia; después sigue el linfoma (proliferación maligna de linfocitos dentro de los ganglios linfáticos) y los tumores de cerebro.

Ante la sospecha de cáncer en el infante, el primer paso es el diagnóstico en un hospital especializado. Proceso que tarda de 24 a 96 horas, dependiendo de la naturaleza del mal.

El tratamiento suele ser muy largo; quizá llevar varias decenas de sesiones de quimioterapia una o dos veces por semana. En los más graves puede ser necesaria la hospitalización. Esta fase puede tardar meses o aún años.

Además el tratamiento implica efectos secundarios, como pérdida de peso, náuseas, pérdida de cabello y debilitamiento de huesos, entre otros.

La tasa de curación en México es de un 50%, si se detecta a tiempo. Entre un 10 a 20% menos que en los países desarrollados. La principal causa que impide la curación, es el diagnóstico tardío.

El cáncer pediátrico no es prevenible; sin embargo, se puede detectar en etapas tempranas. Lo dramático es que el 70% de los casos se detecta en etapas avanzadas.

Otro problema, es que los médicos de primer contacto pueden confundir los síntomas con otros males mas leves; y esta se detecta hasta que está avanzada.

La prevención es tan importante como el tratamiento. Por esta razón es importante estar informado y consultar ante cualquier síntoma que aparezca. Algunos de los síntomas que podrían indicar que algo no anda bien son:

  1. Cansancio extremo
  2. Palidez de piel y mucosas
  3. Fiebre
  4. Sudores nocturnos
  5. Pérdida de peso sin razón aparente
  6. Aumento en el tamaño de los ganglios
  7. Cambios en los ojos
  8. Sensación de plenitud después de ingerir poca cantidad de alimentos
  9. Inflamación y/o dolor abdominal
  10. Tos persistente
  11. Ronquera
  12. Dificultad respiratoria
  13. Dolor óseo o muscular intenso
  14. Vómitos
  15. Dolor de cabeza que dura mas de lo habitual
  16. Sangrado de nariz o encías al cepillarse los dientes
  17. Aparición de puntos rojos en la piel

En la investigación contra el cáncer están trabajando continuamente, casi 250 científicos de más de 40 países.