El origen del virus del Zika está en Uganda, en el bosque de Zika, de donde precisamente recibe su nombre el citado virus. Su hallazgo se remonta hacia el año de 1947 pero su afectación era en monos y de muy poco impacto en seres humanos, por lo que no se le concedió mucha importancia.

Con el tiempo el virus ha evolucionado con mucha fuerza. El día de hoy, y debido a la rapidez de los medios de transporte una persona infectada puede transportar la bacteria de un lado a otro en cuestión de minutos.

En los últimos días, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó que por lo menos 23 países de América han reportado casos de Zika, desde #México hasta Brasil, siendo este último el país mas afectado. En su primer informe epidemiológico de este año se han reportado en esa nación sudamericana más de 3500 casos de microcefalia en un periodo que abarca desde el año 2015 y hasta lo que va del 2016. Lo que da un promedio de 9 casos por día, incluidos 46 fallecidos. Las autoridades mexicanas dicen que no hay evidencia directa entre el Zika y la microcefalia.

En Colombia, hasta la tercera semana de enero de 2016 había poco mas de 20 000 casos. Las alarmas se encienden porque gran número de las personas infectadas son mujeres embarazadas.

El Salvador registra ya cerca de 6 500 casos, de los cuales, poco mas de 2 000 se dieron solo en el mes de enero.

Venezuela confirmó 3500 casos, varios de ellos en mujeres que viven en poblaciones cercanas a la frontera con Brasil.

Honduras reportó 3 700 casos; y, a partir del 1 de febrero de 2016 se declara en emergencia nacional.

Otros países de América reportan menos casos, entre ellos México que a la primera semana de febrero registra 34 casos, según anunció la Secretaría de #Salud el dos de febrero.

La situación se ha tornado alarmante. Tanto, que algunos países europeos, asiáticos y norteamericanos han pedido a sus ciudadanos se abstengan de viajar a centro y Sudamérica.

El virus se transmite por mosquitos del género "Aedes aegypti". Sus huéspedes incluyen a los monos y a los seres humanos. Cuando el insecto pica a una persona el virus penetra, infectando la zona de inoculación para posteriormente llegar a los ganglioa linfáticos y de ahí, pasar a la sangre. Actualmente se estudia si la transmisión del virus también se da por donación de sangre y contacto sexual; se investigan dos casos: uno en U.S.A. y otro en Argentina.

El virus del Zika tiene un periodo de incubación de entre 3 a 12 días, los síntomas son leves y de corta duración, y pueden confundirse con dengue o chikungunya; por lo que su diagnóstico deberá ser determinado mediante pruebas de laboratorio. El principal síntoma es la fiebre que no es muy elevada. Puede haber dolores en las articulaciones o erupciones rojas en la piel que no presentan molestias, las cuales comienzan en la cara y se extienden a todo el cuerpo; así como conjuntivitis en ambos ojos. Algunas personas presentarán vómito, dolor abdominal y diarrea. Otros síntomas generalizados son: dolores musculares, cansancio y dolor de cabeza particularmente detrás de los ojos.

La parte más alarmante se debe a que se le está relacionando con la microcefalia y el Síndrome de Guilliain-Barré. En la primera se pudieran afectar a los nacidos de las mujeres en periodo de gestación que han sido infectadas; de ser así sus hijos podrían nacer con la cabeza más pequeña de lo normal debido a que el cerebro no se desarrolló completamente; generándose muchos problemas durante su crecimiento que impactar En la segunda, se desarrolla en la persona adulta una afectación en los sistemas nervioso y muscular que le genera perdida de sensibilidad, movimiento y fuerza entre otras muchas cosas.