Seguramente te has preguntado cómo puedes bajar esos kilitos de más sin tener que matarte de hambre o pasártela horas en el gimnasio. ¡Pues aquí descubrirás unos tips efectivos y muy fáciles de realizar!

  • Toma muchísima agua: si eres de esas personas que toman muy poca agua, te recomiendo que comiences a tomarla, pues ésta te ayudará a eliminar grasas y toxinas de tu cuerpo con más rapidez. Si tomas muchas bebidas azucaradas o refresco, trata de evitarlos o cambiarlos por jugos de frutas naturales y endulzados con sustitutos de azúcar. Además, hay unas cuantas bebidas que te pueden ayudar a acelerar tu metabolismo, como el jugo de toronja y el té verde, los cuales deben tomarse antes de cualquier alimento por las mañanas.
  • ¡Muévete más!: no es necesario que te la pases todo el día en el gimnasio haciendo ejercicios exhaustivos y que solamente te fatigan. Puedes intentar caminar más seguido, ya sea para pasear al perro, para ir al parque, ir a la tiendita, etc. Trata de no quedarte todo el tiempo sentada o acostada, puedes ir a clases grupales de zumba, jazz, salsa, bachata, danza árabe, ¡y muchas más! Incluso puedes hacer ejercicios en tu casa con vídeos de tutoriales en internet. Pero si decides ir al gimnasio, te recomiendo que comiences con ejercicios sencillos, y después ir aumentando la intensidad, porque si no estás acostumbrada te costará mucho trabajo y te desanimarás. Sólo trata de moverte constantemente, y recuerda que tu relación con el ejercicio debe ser duradera para mantenerte en forma.
  • Evita la comida alta en calorías: lo siento si te gusta mucho comer cosas grasosas o te encantan los alimentos como las papitas, los dulces, las frituras, etc. porque tendrás que dejarlos. No necesitas matarte de hambre, pero sí tendrás que evitar al máximo este tipo de alimentos, y llevar una dieta más saludable. Recuerda que el 80% de la base para bajar de peso está en la alimentación, pero eso no significa restringir toda la comida, porque si lo haces, incluso puedes llegar a acumular más grasa, como una reacción de tu cuerpo que intenta recuperar todo lo que dejes de comer. 
  • No dejes de comer por largos periodos de tiempo: lo que buscas es acelerar tu metabolismo, así que no dejes que pasen periodos de más de 4 horas entre cada comida, pero tampoco comas de manera excesiva. En la mañana puedes desayunar bien, luego para el almuerzo comer alguna fruta, luego merendar bien y en la cena algo muy ligero. Después del desayuno y la comida puedes comer fruta, a esto se le llama colación, pues las frutas gastan más calorías en ser procesadas por el organismo que las que contienen.

Estos son algunos tips que te pueden ayudar a bajar de peso, pero recuerda ser constante y tener paciencia, pues no obtendrás resultados de un día para otro. En un mes o incluso en dos semanas podrás notar algunos cambios.

Nunca dejes que tu apariencia te afecte demasiado, no necesitas tener un cuerpo esquelético para ser bonita, es más, los hombres incluso prefieren más a las mujeres con curvas porque inconscientemente lo relacionan con fertilidad. Ama tu cuerpo, ¡y no te sientas mal! #Salud #Nutrición #Belleza