Cuando somos padres estamos deseos de poder comunicarnos con nuestros hijos y entender qué les sucede en cada momento.

Pero no sólo los padres queremos escuchar su dulce vocecita llamándonos e interactuando con nosotros, también sus tíos, sus abuelos… y todos aquellos que queremos a dicho bebé estamos ansiosos por escucharles e interactuar con él. Por ello, si quieres saber cómo ayudar a hablar a un niño, toma nota de las actividades que hoy te comparto.

Evidentemente, adquirir el habla lleva un proceso madurativo que requiere su tiempo, sin embargo, existen algunos ejercicios que ayudarán a tu bebé a acelerar este proceso.

Ten en mente siempre que para que un niño pueda aprender a hablar, necesitará relacionarse directamente con el lenguaje, con el sonido de las palabras, su ritmo, su significado… y que especialmente a edades tempranas, se aprende jugando.

Hoy te propongo 5 actividades para que os divirtáis juntos al tiempo que le ayudas a mejorar su desarrollo lingüístico.

  1. Canta y recita poesías. Por lo general, las más acertadas para ellos son aquellas que repiten mucho las palabras que utilizan y que tienen ritmo y musicalidad. De esta forma, no sólo se divierten con ellas, sino que aprenden más fácilmente el nuevo vocabulario que se repite una y otra vez en ellas.
  2. Los cuentos, el teatro, los títeres y las películas adaptadas a su edad también son una buena actividad para compartir con él, eso sí, no te limites a observar cada escena, sino que debes guiarle sobre lo que está viendo, haciéndole preguntas, hablándole de los personajes y aventuras que están sucediendo… de este modo no sólo le estás guiando en el aprendizaje de cómo se construyen las oraciones, sino que estarás facilitando su capacidad de comprensión.
  3. Llévale al parque u otros lugares donde pueda socializar. Es importante que aprenda a relacionarse con personas de diferentes edades para que aprenda a familiarizarse con distintas voces, tonos, expresiones… Además, la interacción social le permitirá poner en práctica sus recién adquiridas habilidades.

 Aprovecha el camino para conversar con él y enriquecer su vocabulario explicándole que es todo lo que vais encontrado en el paseo: mira qué árboles más grandes, el pajarito, el perro…

4. Mirar láminas, fotos e ilustraciones. Las imágenes son una fuente importante para acercar vocabulario. No necesitamos tener delante una nave espacial o un elefante para poder enseñarle a nuestro hijo estas palabras, basta con enseñarle unas imágenes.

Existe una gran variedad de juegos de láminas tanto en internet como en el mercado, elije la que más se ajuste a su edad y adelante. Son muy útiles para enseñarles no sólo vocabulario sino también a construir frases. Te enseño como:

  • Enseñas la lámina y preguntas ¿qué es esto? – Es un gato.
  • Continúas profundizando un poco más ¿cómo es el gato?- Es un gato negro.
  • Añades poco a poco más detalles con preguntas del tipo ¿qué hace?, ¿dónde lo hace?…– juega con un ovillo. Entonces, es un gato negro que juega con un ovillo.

5. Juega a las palabras encadenadas uniendo las palabras por sílabas o letras según su edad y capacidad. Por ejemplo, por sílabas: mesa-sapo- pollo… o bien un poco más difícil por letras: sapo- ola-araña…

De este modo, os divertiréis al tiempo que le ayudas a ganar vocabulario. Viene muy bien para pasar un rato tranquilo y divertido cuando se viaja.

 Si esta noticia te ha sido de utilidad, dale a me gusta y compártela. También te animo a seguirme y suscribirte a mi web. #Niños #Psicología #Educación