Estos últimos días se ha difundido por las redes sociales un nuevo reto que consiste en cubrirse el ancho de la cintura con una hoja blanca colocada de manera vertical, y que tan sólo mide unos 21 cm de ancho.

El año pasado los medios de comunicación se vieron sacudidos por el llamado Belly Bottom Challenge, que consistía en rodearse la espalda por detrás con el brazo para luego alcanzar el ombligo, mostrando así la delgadez de las mujeres que posteaban sus fotografías realizando dicho reto. Ahora ha surgido una nueva #Moda con el hashtag #cinturaA4 en busca del mismo propósito: mostrar una extrema delgadez.

Al parecer este nuevo reto surgió en China, donde los estándares, al igual que en países asiáticos como Corea y Japón, incluyen una extrema delgadez y un cuerpo en forma de "x", el cual implica una cintura sumamente estrecha. Ahora bien, si nos fijamos en la fisionomía de los pobladores de países asiáticos, aquellos tienden a ser más delgados que los occidentales por una razón: su alimentación. La base de ella se encuentra en su mayoría en pescado y vegetales, así que no es de sorprenderse que este reto haya surgido en estas regiones. No obstante, esta moda se está propagando por diferentes zonas del mundo. 

Debemos preguntarnos qué tanto dañan este tipo de prácticas las mentes de las jóvenes, pues este tipo de estándares imposibles buscan universalizarse para tener hacia un mismo estereotipo de #Belleza, aniquilando así la diversidad en la belleza de diversas culturas. Los medios de comunicación, al difundir las imágenes de estos cuerpos como bellos o perfectos, afectan la manera en que muchas mujeres se perciben a sí mismas, obligándolas a seguir estas pautas. Actualmente hay alrededor de 3 millones de jóvenes, adolescentes y niños que padecen algún tipo de trastorno alimenticio, y en tan sólo cinco años los casos de anorexia y bulimia en México han aumentado un 700%, según una encuesta Nacional de #Salud y Nutrición. 

Así como hay mujeres que se muestran orgullosas de ser tan delgadas como una hoja de papel, hay gente indignada con este tipo de prácticas y que muestra su molestia frente esta moda. Incluso hay quienes aseveran que las personas que aceptan estos retos 'muestran no sólo su anorexia física, sino también la mental'