Ansiedad, hipervigilancia, manos sudorosas, angustia, miedo, adrenalina y depresión son algunas de las secuelas que quedan tras vivenciar un evento traumático, a este cuadro de síntomas se le denomina Trastorno de Estrés Post- traumático. Aquellos quienes lo padecen podrán expresar lo difícil que es superar un trastorno de tal magnitud, puesto que los tratamientos se basan en el enfrentamiento de dicho evento traumático, mediante la exposición o remembranza de los hechos, siendo que lo primero que hace nuestra mente para protegernos de esa inaguantable experiencia es bloquearla para que no siga haciendo daño.

Pensando en esta encrucijada, investigadores de la Facultad de Psicología de la #Universidad Autónoma de México, mediante el Laboratorio de Enseñanza Virtual y Ciberpsicología decidieron implementar un programa a base de realidad virtual para tratar de manera menos agresiva a estos pacientes.

Anuncios
Anuncios

Georgina Cárdenas López, coordinadora de dicho Laboratorio expresó: “El cerebro impulsa estas reacciones físicas para huir enfrente de una amenaza física grave. En un evento traumático pasa lo mismo y el cerebro crea una asociación de aprendizaje, la cual hace que cualquier elemento que recuerde el trauma resulte en las emociones negativas”.

Por lo anterior, explica que la funcionalidad está basada en ir disminuyendo las reacciones del cuerpo ante situaciones que se consideran de peligro, como las anteriormente mencionadas, mediante estímulos que se van reflejando en el visor de realidad virtual, el cual es controlado por el psicólogo desde una computadora.

Las herramientas que se les otorgan a los pacientes que sufren el TEPT le demuestran al cerebro que, al revivir constantemente ese hecho traumático, el peligro no existe.

Anuncios

El psicólogo continúa expresando técnicas de relajación y control para disminuir esas alteraciones en las reacciones biológicas para lo cual, el efecto de la realidad virtual contribuye de forma bastante satisfactoria.

“El paciente se pone los lentes de realidad virtual y el terapeuta controla los ambientes por medio de la computadora, todo esto conforme a la narrativa del paciente sobre el evento traumático, entonces el psicólogo va desencadenando los estímulos en la computadora, según los va refiriendo el paciente”, afirmó Raúl Durón Figueroa, responsable de la tecnología de realidad virtual en este laboratorio.

Sin duda, este es un avance bastante efectivo para las siguientes generaciones ya que no sólo contribuye a una ardua tarea que en ocasiones se ve obstaculizada por la resistencia del paciente ante la difícil tarea de enfrentar el hecho traumático, sino que prueba también lo mucho que la tecnología puede contribuir o perjudicar al hombre, dependiendo de cómo se le eduque al mismo para utilizarla. #Psicología #Salud mental