La mente es y siempre será el enigma más intrigante del mundo, a pesar de ser algo tan cercano a nosotros, nunca nos deja ver sus verdaderos colores, ya sean vívidos u oscuros. Todos hemos llegado a tener pensamientos o ideas que no quisiéramos compartir con los demás y mucho menos que se hicieran realidad, por ello los apartamos de nuestra consciencia hasta que eventualmente “desaparecen” sin embargo, ¿te has puesto a pensar que quizá tu mente no tenga un límite que puedas controlar? ¿Qué pasaría si lo único que tuvieras que enfrentar durante dos días fuera tu propia mente? Quizá no suene como un desafío, no obstante, a continuación te mostraré que esto podría resultar mortal.

Anuncios
Anuncios

Durante la temporada más macabra de la historia del mundo, la Segunda Guerra Mundial, extraños pensamientos desfilaron por las mentes de científicos coreanos, o al menos eso decían los rumores que clamaban algo sobre experimentos de control mental y lavado de cerebro sobre prisioneros norteamericanos; pues, al parecer, esas historias inspiraron a los estadounidenses a idear sus propios experimentos sobre el estudio de la mente humana y sus consecuencias, ejecutando aislamientos de 24 horas sobre individuos que terminaban con alto grado de tensión arterial. Una baja descomunal en las capacidades cognitivas y lo más espeluznante: imparables alucinaciones visuales, auditivas y físicas.

Tiempo después, un psicólogo de nombre Ian Robbins realizó un experimento similar con 6 individuos que fueron aislados de todo tipo de estímulos durante 48 horas, los resultados no distaban mucho de los que se obtuviesen en los años 50: ansiedad, paranoia, alucinaciones visuales, auditivas, disminución de la cognición, etc.

Anuncios

¿Por qué es tan fuerte el impacto para un individuo no tener contacto con nada de una realidad que ya conoce? Esa es la intrigante pregunta tras la que andan estos expertos dado que el ser humano ha probado, múltiple cantidad de veces, que es irrevocablemente un ser biopsicosocial, el desarrollo y funcionamiento de su mente depende en un porcentaje del ambiente en el que habita, de sí mismo y de sus estrategias para sobrevivir y del entorno social que le rodea.

Entonces, ¿cómo podríamos sobrevivir si se nos arrebatase todo aquello que utilizamos día a día para existir? ¿Cómo sería no hablar con nadie durante dos días? ¿Cómo sería permanecer sentado en la oscuridad sin el más mínimo atisbo de vida? Estas son las preguntas que llegan a velocidad de la luz a nuestro cerebro el cual, siempre un paso adelante, vela por nuestra seguridad y protección, por lo tanto utiliza todos los recuerdos y estímulos aprendidos para crear esa realidad que se nos fue arrebatada a partir de todo tipo de sensaciones, visiones y hasta olores pues sabe que necesita todo aquello, de lo contrario estaría en peligro de mortal, todo es un mecanismo de defensa, uno muy perturbador.

Anuncios

Te invito a que permanezcas unos minutos encerrado en tu cuarto a oscuras, sin que nadie te interrumpa, ni el sonido del celular, ni el ajetreo de la ciudad, absolutamente nada a tu alrededor, ¿qué ideas comenzarías a tener al enfrentar la negrura de la habitación sin que tus ojos logren adaptarse? ¿Sentirías miedo, angustia o nerviosismo? Ahora imagina que en algunas cárceles este es un método correctivo ante el mal comportamiento de los reos. Imagino que pensarás dos veces antes de querer que todo el mundo te deje solo tras un mal día. ¿Cierto? #Psicología #Investigación Científica #Salud mental