A partir de los seis meses, los bebés necesitan de otros alimentos además de la leche materna, debido a que su crecimiento y desarrollo son muy rápidos, por lo tanto sus necesidades nutricionales también aumentan. El destete en los pequeños debe iniciarse de manera progresiva y con mucha paciencia, para que este reciba felizmente los nuevos alimentos.

Las madres deben ser orientadas para atender al niño en esta etapa y evitar la aparición de enfermedades a futuro, debido a que su sistema inmunológico está en fortalecimiento. Si no recibe los alimentos necesarios, pueden surgir daños cerebrales e inclusive es posible que no alcance el peso y la talla que le corresponden; por el contrario, si el niño es sobrealimentado le traerá consecuencias desfavorables como sobrepeso y obesidad.

Anuncios
Anuncios

Los médicos pediatras recomiendan darle los nuevos alimentos a los bebés tomando en consideración normas de higiene. Esta alimentación se sugiere que sea balanceada e iniciarse sustituyendo una sola toma de pecho al día, por una pequeña cantidad de jugos de frutas, si es posible mezclada con la leche materna.

De acuerdo con las recomendaciones médicas, las madres deben incorporar un mayor número de comidas, las cuales deberán sustituir las tomas de pecho al día, para lograr que el sistema digestivo de los lactantes reciba sin complicaciones la nueva dieta, tomando en cuenta que por lo pequeño del estómago, el niño requiere comer mayor número de veces.

Para cubrir las necesidades del calcio en el niño después de seis meses, las mamás deben darle diariamente la fórmula láctea infantil que le corresponda, preparada según indicación médica, además de la leche materna.

Anuncios

La mejor forma de alimentarlo

Para garantizarle la salud a los #Niños que están iniciando la etapa del destete, las madres deben darle alimentos en pequeñas cantidades, en forma de jugos o purés, preferiblemente hortalizas y frutas ricas en vitaminas A y C, como son la lechoza o papaya, guayaba, zanahoria y auyama. También se deben incorporar cereales precocidos, como arroz y maíz preparados con leche y carnes de res y pollo.

Los doctores especialistas en medicina infantil afirman que el orden como las madres suministren estos alimentos no es relevante, lo que se debe tomar en consideración es ofrecerle al niño un alimento nuevo cada día y observar si lo tolera. Para ello recomiendan utilizar una cucharadita pequeña para darle papilla o trocitos de alimentos, esto con el fin de estimular la masticación. Si ocurre que el niño bota el alimento de la boca no significa rechazo, es posible que lo expulse porque no lo conoce, en este caso se sugiere que intenten otro día sin forzarlo.

Durante la etapa del destete, los médicos aconsejan tomar en cuenta si hay personas alérgicas en la #Familia, en caso de que los padres o los abuelos presenten esta condición, las madres no deben darle a sus hijos antes del año, huevos, pescado, tomates, ni frutas cítricas como naranjas, mandarinas o toronjas. #Nutrición