La cabellera es el reflejo de la carga genética de los seres humanos, sin embargo, cuando aparecen enfermedades es probable que estas la afecten y ocurran episodios de caída frecuente o fragilidad. Por su aspecto, más que por la forma de peinarlo, el cabello revela padecimientos de diversos tipos, como las dolencias de la tiroides que resultan en su caída.

Muchos especialistas afirman que ningún tratamiento, interno o externo, puede cambiar la naturaleza del cabello, cuando son finos, por lo general, tienen una pigmentación clara y tienden a ser numerosos. En ocasiones las personas se lamentan por su falta de volumen y recurren a tratamientos especiales y trucos de corte y secado para cambiar su estilo, que en muchos casos en lugar de favorecer su aspecto, contribuyen a su deterioro.

Anuncios
Anuncios

Cuando estos se vuelven frágiles o quebradizos, puede ser consecuencia de una alimentación desequilibrada o una enfermedad.

Es frecuente que muchas personas tengan una cabellera grasa, sin embargo, si se torna muy pesada o pegajosa es el resultado de una secreción excesiva de sebo, que depende del equilibrio hormonal. Existen ciertas circunstancias agravantes, como situaciones de estrés que pueden acelerar la producción de grasa y aumentar esta condición.

Salud capilar

Entre las afecciones más comunes que suelen afectar el cabello, destaca la muy conocida caspa, uno de los problemas más difundidos en materia de #Salud capilar, pero también la dolencia con menor conocimiento de sus causas fundamentales. Proveniente de una renovación acelerada y de una descamación considerable de las células de la epidermis del cuero cabelludo, la caspa ha sido objeto de estudio por parte de la industria fabricante de productos médicos, que ha extendido su radio de acción desde hace años para atender eficazmente esta dolencia.

Anuncios

Los estudios científicos sobre este tema resaltan que la caspa seca es fina, grisásea y a menudo procuce picazón, se observa especialmente entre los 15, 30 y 35 años de edad. Por el contrario, la caspa grasosa, combinada con una seborrea, es más espesa y tiende a ser amarilla. Cuando el cuero cabelludo está húmedo o graso es sede de pequeñas costras e irritación. En este último caso es frecuente que las personas sufran caída del cabello, más rápida y abundante.

Lon consejos para evitar la aparición de afecciones en el cabello consisten en mantener controles médicos regulares, conservar una dieta saludable que incluya proteínas, cereales, lácteos, frutas y vegetales, además del la higiene apropiada para estimularlo a crecer y lucir saludable. #Nutrición #ADN