El agradable clima invernal suele ser, para muchos, una excelente época del año debido a que nos agrada abrigarnos más, consumir bebidas calientes, holgazanear cubiertos de mantas e hincharnos con dulces y comida chatarra, sin embargo, lo que muchos no saben es que este comportamiento puede asociarse a un trastorno preocupante.

Algunos investigadores están considerando seriamente que el #Invierno podría estar relacionado con un trastorno que se hace cada vez más frecuente. Hablamos de la depresión estacional o depresión de invierno, también llamada SAD (Seasonal Affective Disorder, por sus siglas en inglés) la cual provoca niveles altos de ansiedad, irritabilidad, tristeza, cansancio, dificultad para concentrarse, dormir más de lo normal, falta de energía, llanto frecuente y la necesidad de aumentar la ingesta de alimentos altos en azúcares y carbohidratos.

Anuncios
Anuncios

El especialista José Alonso Fernández-Guasti, del Centro de Investigación y Estudios Especializados (Cinestav) indicó que en esta época, la falta de luz puede ser un factor desencadenante de este trastorno, así mismo se comprobó que este padecimiento puede aparecer en cualquier individuo sin tener cierta disposición genética para desarrollarlo. A pesar de que se tiene por entendido que el trastorno se hace presente en lugares donde el clima cambia drásticamente, se ha comprobado que en México, la frecuencia de aparición del mismo se ha disparado en los últimos años.

Por lo anterior, el investigador hace hincapié en el hecho de que algunos rayos de luz en cierta cantidad de tiempo podrían mantenernos en un nivel positivo y de este modo evitar la presencia de la depresión estacional. Incluye a lo anterior, actividades al aire libre, la realización de ejercicio frecuentemente y, por supuesto, la visita al psicoterapeuta cuando los pensamientos negativos sean insufribles.

Anuncios

Curiosamente, Guasti menciona que una forma de tratamiento a este padecimiento es la fototerapia, acompañada de suplementos alimenticios que aumenten los niveles de vitamina D, la cual está directamente relacionada con el triptófano, ambos presentes en la síntesis de la serotonina, sustancia que equilibra el estado de ánimo. #Psicología #Salud mental