Hoy no puede ser un día mejor, realmente he estado esperando desde hace muchos años la oportunidad de sentirme nuevamente optimista frente a la vida. Alrededor de un mes decidí hacer muchos cambios importantes como un propósito firme para este nuevo año. Entonces, decidí dejar a tras tantos problemas relacionados con malas energías y repetidos fracasos en cualquier negocio que decidiera emprender; de esta manera, quedó sellado un compromiso tan respetable y honorable como el que podemos firmar con nuestro propio ser.

Desde entonces he visto cómo, casi que por arte de "Magia", se ha venido dando importantes señales en mi vida.

Anuncios
Anuncios

Y esto sólo se puede traducir en que de alguna manera mi propósito de éxito iba navegando con buen viento y buena mar. Pero se preguntarán, ¿qué rayos tiene que ver eso con la sanación con ángeles? Y es aquí en donde se comienza a poner interesante mi historia.

Desde hace tres días, pude conocer a través de una entrevista de un gran amigo de Queretaro (México), a una experta sanadora, con la cual de inmediato hice contacto y quien amablemente se preocupó por atender a mi llamada. Esta increíble mujer, por medio de una sincera conversación, me propuso una meditación por medio de ángeles, a la que no me pude resistir y entre curiosidad y deseo accedí a su amable y voluntaria ayuda.

Lo que ocurrió durante los casi quince minutos de la meditación, cambió completamente mi manera de ver las cosas.

Anuncios

En realidad estaba frente a un hecho que, aunque muy corto en el periodo de tiempo, significó el fin de más de quince años de sentir el peso de algo que ni siquiera podía explicarme de qué se trataba. A lo que obtuve respuestas de parte de la sanadora angélica, que me acababan de liberar los ángeles de una entidad que se parasitaba de mi energía y la cual había sido impuesta por alguien al que al parecer me quería destruir de cualquier manera.

Realmente lo que sentí en esos quince minutos fue algo que jamás había experimentado y en lo que desde ya y para siempre sabré recomendar como algo que hace parte del milagro de la vida y del poder de la manifestación que inicié con la simple decisión y mi firme propósito de cambiar por completo mi vida y dejar a tras el doloroso, pero, sin duda, necesario proceso de aprendizaje que tuve que recorrer para conocer el significado de lo verdaderamente divino. #Salud #Colombia #Salud mental