Claramente, la exposición al sol tiene sus beneficios, ya que aumenta los niveles de vitamina D, ayuda a prevenir el insomnio, la depresión y ayuda a prevenir infecciones. Sin embargo, como todo en esta vida, hay que tomarlo con moderación. La vida en la ciudad comprende muchos factores que agreden diariamente nuestra piel, siendo la mezcla de contaminación y de rayos UV particularmente dañina.

Anuncios

Los rayos ultravioleta

Existen dos tipos de #Rayos UV: los UVA y los UVB. Los UVA son responsables del envejecimiento prematuro (arrugas, manchas y falta de elasticidad) y pueden provocar el desarrollo de cáncer.

Anuncios

Éstos están presentes a lo largo de todo el día, incluso en días nublados. Incluso, los UVA se reflejan en la mayoría de las superficies y atraviesan los vidrios; así, uno puede estar expuesto a pesar de estar en la sombra.

Sin embargo, este tipo de rayos ultravioleta no se sienten, a diferencia de los rayos UVB, que son los que queman el tejido al exponerse al sol; éstos son fuertes en el periodo de apogeo del sol (entre las 10 y 16 horas). Esto sin mencionar que por cada 300 metros de altitud se obtiene más radiación UV, debido a que la atmósfera es más delgada a mayor altura. Considerando que la Ciudad de México está a 2.250 m sobre el nivel del mar, el porcentaje extra de radiación es substancial. Lo que hay que buscar en un #Bloqueador solar es que proteja contra ambos tipos de rayos UV; comúnmente, esto está indicado con la leyenda “amplio espectro”.

¿Bloqueador en la oficina?

Pero, ¿qué pasa si mi día es salir en la mañana cuando aún está oscuro y regreso a casa una vez caída la noche? El uso de crema solar sigue siendo necesario debido al tren de vida que llevamos (¡recordemos que los rayos UVA atraviesan las ventanas y se reflejan en la mayoría de las superficies)..

Anuncios

Además, si bien hoy día la mayoría de las pantallas modernas de computadora y televisión ya no emiten radiación UV, el estilo de vida y de trabajo actual han generado un nuevo fenómeno llamado "computer face" (literalmente, cara de computadora), que es el término utilizado para el envejecimiento prematuro causado por estar sentado durante largos periodos de tiempo en frente de las pantallas. Esto es debido a que el tipo de luz emitida por cualquier pantalla nueva (computadora, tableta, celular, televisión) hace que uno parpadee menos y por el estrés, o por estar muy concentrado, tendamos a arrugar la cara de forma inconsciente. Todo esto favorece la aparición de ojeras y líneas de expresión.

Asimismo, las pantallas crean un campo electrostático que atrae el polvo flotante que luego puede instalarse en la piel y causar resequedad, irritación y reacciones alérgicas, en particular en espacios mal o poco ventilados. El protector solar ayuda a crear una capa de protección contra las moléculas de polvo dispersas en el ambiente, evitan que la piel se reseque y retrasar la pérdida de elasticidad de la piel, así como la aparición de marcas de edad..

Anuncios

La dosis correcta

Vivimos en una ciudad donde existen diversos factores que potencializan los daños de los rayos UV, por lo que una exposición moderada resulta ser una misión imposible. Sin embargo, la sobreprotección tampoco es buena, por lo que el empanizarse en bloqueador resultaría contraproducente. Lo mejor es aplicar una capa no espesa 30 minutos antes de la exposición, cubriendo todas las zonas expuestas.

En cuanto al bloqueador para la cara, éste se aplica encima de la crema de día y debajo del maquillaje (algunos ya incluyen color). #Belleza y Salud