Dinks, un proyecto de vida que no incluye tener hijos

Por sus siglas en inglés el término Dinks significa “doble sueldo, no niños” y es utilizado para identificar a parejas jóvenes y estables, generalmente profesionistas, donde ambos trabajan, tienen altos ingresos y han decidido no tener hijos para escalar en sus empleos y vivir sin el estrés y preocupaciones que generan los hijos.

De acuerdo con la consultora De la Riva Investigación Estratégica, algunas características de estas parejas es que son altamente activas en el ámbito laboral, disfrutan pasar su tiempo libre viajando o en actividades que les permitan socializar, como acudir al gimnasio y restaurantes lujosos.

Anuncios
Anuncios

De igual forma, son personas que cuidan su salud, prefieren la atención personalizada y buscan invertir su dinero de forma inteligente para mantener y elevar su calidad de vida.

Además, gastan en sí mismos el dinero que ahorran en guarderías, escuelas, pediatras, ropa o alimentos para niños, y aunque no todos los Dinks gozan de un alto presupuesto, sí tienen en común que buscan la superación personal de forma constante.

Este segmento de la población adquiere los últimos avances en tecnología, son asiduos del cine, teatro, conciertos, de leer o tomar cursos que les permitan mejorar en su profesión; es decir, invierten su dinero en cosas no esenciales, lo que probablemente un padre con hijos no podría hacer.

En México, en el año 2013 este tipo de parejas apenas superaba el millón, pero se espera que el número crezca ante cambios sociales como mayor educación de las mujeres y la caída en la tasa de natalidad.

Los Dinks frente a la presión social

En nuestro país ser una pareja de Dinks rompe con la idea de la maternidad como obligación de las mujeres y de la concepción de un matrimonio tradicional, ya que aún se piensa que la manera de realizarse como mujer es ser madre y como hombre, proteger a su #Familia y proveer lo necesario.

Anuncios

Sin embargo, este es solo un nuevo modelo de familia que toma la decisión de compartir un proyecto de vida para evolucionar juntos, viajar, desarrollarse profesionalmente y que renuncia a la paternidad sin importar que, para la sociedad, el objetivo de una relación amorosa sea solamente procrear hijos.

De acuerdo con la psicóloga Lucy Romero los padres y madres presentan niveles más bajos de felicidad que los adultos sin hijos, menor satisfacción marital y menos bienestar mental.

Por otro lado, “tanto hombres como mujeres presentan un significativo aumento de su satisfacción vital el primer año tras el nacimiento de un hijo”.

Por último, algunos Dinks consideran que su decisión de no ser padres es un acto de amor, ante la situación económica del país, los niveles crecientes de violencia, inseguridad y desempleo. #Educación #Matrimonio