Los miomas son el tipo de tumor benigno más común entre las mujeres en edad reproductiva. En algunos casos, estos son asintomáticos por lo que el 50% de las mujeres que los padece, no lo sabe. Pero en ocasiones provocan irregularidades en el período menstrual, cólicos fuertes, sangrado abundante e infertilidad.

Este tipo de tumores generalmente crecen en el músculo del útero, pero también pueden aparecer en la cavidad y en la cubierta externa de este órgano. Su peso y tamaño es variable; pueden ser microscópico o crecer tanto que pesen varios kilos. En ocasiones se desarrolla un solo mioma, pero lo más común es que se localicen varios.

Anuncios
Anuncios

¿Por qué se forman los miomas?

Según Radamés Rivas López, especialista en fertilización in vitro y cirugía robótica reproductiva, son múltiples los factores que contribuyen a la formación de miomas uterinos, pero destacan las hormonas de reproducción femeninas y los antecedentes familiares.

Señala que existen factores de riesgo que aumentan las probabilidades de generar este tipo de tumores, como son la edad - ya que en la etapa fértil se vuelven más comunes - además de la hipertensión arterial, riesgo de enfermedades cardíacas, la obesidad y la historia familiar.

Asimismo, destaca que las mujeres con hijos tienen un menor riesgo de desarrollar miomas "porque el embarazo limita el tiempo que una mujer está expuesta a altos niveles de estrógenos".

¿cómo afectan los miomas la fertilidad?

El Instituto Ingenes, dedicado a la reproducción asistida, explica que el tamaño y cantidad de miomas puede alterar la forma y dimensión del útero, representando así un obstáculo para que los espermatozoides lleguen al útero y para que un embrión se implante.

Anuncios

En estos casos es recomendable una técnica de reproducción asistida, que permita fertilizar los óvulos en un laboratorio y, posteriormente, implantar en el útero uno o más embriones.

Por otra parte, los miomas al depender de hormonas femeninas, crecen durante el embarazo y podrían dificultar su proceso normal, causando riesgo de aparición de las siguientes dolencias: aborto espontáneo, crecimiento fetal retardado, parto prematuro debido a la falta de espacio en el útero, obstrucción del canal cervical y hemorragia post-parto.

Tratamiento para miomas uterinos

Cada caso es distinto y requiere la opinión de un especialista que realice los estudios médicos necesarios y valore la mejor opción; sin embargo, la cirugía es el método más recurrente para la eliminación de miomas, y específicamente la miomectomía, es la más adecuada para preservar el útero de una mujer en edad reproductiva que aún no consigue el embarazo.

Algunos ginecólogos también recomiendan el uso de moduladores de progesterona que ayudan a controlar los cólicos, disminuir sangrados abundantes y disminuyen el tamaño de los tumores. #Salud