Cuando el obstetra y ginecólogo irlandés Peter McParland anunció orgulloso ante la Asamblea de Ciudadanos de #Irlanda que en Islandia: "No ha nacido un sólo bebé con Síndrome de Down en los últimos cinco años" ocurrió que por primera vez una noticia relacionada con el fin de un problema médico, que afecta a la humanidad, no fuera acogida con beneplácito por muchos y es que el dato no es el resultado de tratamientos o adelantos en el terreno de la genética, sino consecuencia del aborto. Existen varios países que le siguen muy de cerca como Dinamarca, Gran Bretaña, Estados Unidos y España donde el 90% de los presuntos casos detectados son abortados.

Anuncios
Anuncios

Thordis Inggalotin es la presidenta de la Asociación del Síndrome de Down en Islandia y ha logrado que el gobierno proporcione una amplia atención a las familias que decidan llevar el embarazo a término mediante apoyo escolar, integración social y enseñanza especial.

Alrededor del mundo existen otras organizaciones como la Fundación Jerome Lejeune en España, que defiende la vida y los derechos de las personas que nacen con esta condición genética. Uno de sus logros más relevante es la celebración del Día del Síndrome de Down cada 21 de marzo, aludiendo al par 3 del cromosoma 21 causante de la anomalía. Su presidenta, la española Mónica López Barahona defiende: "Tristemente sí podemos y debemos hablar de un genocidio, de una práctica eugenésica que niega el derecho a la vida a personas que se le discrimina por el número de cromosonas que tiene".

Anuncios

(La eugenesia es la ciencia que pretende eliminar todos los seres vivos cuya genética no sea perfecta).

Carmen Palacios es activista de un grupo pro vida y aclara: "Existe la errónea idea de vincular la postura antiaborto a preceptos de la iglesia y no es exactamente así. Desde el punto de vista social, esta práctica interfiere dramáticamente con el tema de la inclusión y la aceptación de estas personas, ya que resulta difícil promover la no discriminación cuando por otra parte el diagnóstico presuntivo de Síndrome de Down hace viable y justifica el aborto".

Los exámenes realizados durante los primeros meses de embarazo inicialmente tuvieron la intención de detectar malformaciones congénitas que fueran incompatibles con la vida del futuro bebé (ej: ausencia o disfunción de órganos vitales), pero se fue extendiendo para la detección temprana de esta irregularidad cromosónica y hoy es el centro de la mayoría de las pruebas.

Es preciso un paréntesis para mencionar datos arrojados por un estudio del año 2011 realizado por el American Journal of Medical Genetics que concluye que el 99% de los afectados por esta condición se declaran felices, así como su #Familia, incluidos los hermanos.

Anuncios

También la actriz y guionista británica Sally Phillips (madre de Olly, un niño con Síndrome de Down) ha hecho declaraciones a la revista BBC en las que narra anécdotas relacionadas con su hijo, a quien reconoce como el causante del cambio en su hogar el que ha convertido en algo "ligeramente más divertido que el del resto de las familias" y culmina advirtiendo: "Sólo te dicen que existe la posibilidad de que tu bebé nazca con este desorden en los cromosomas, pero lo importante sería preguntarte ¿qué tipo de persona será? y ¿cómo afectará tu vida? y la respuesta no te la puede dar ningún examen de sangre".

#Sindrome de Down