Continúa la Fase 1 de Contingencia Ambiental por Ozono en la Zona Metropolitana y Valle de México y es que en los último días los índices de contaminantes han estado elevados, los cuales tienen efectos en la salud de la población.

Los peligros relacionados a las altas concentraciones de estas partículas en las personas son irritación en vías respiratorias y riesgo de activación de ataques de asma.

Por tal razón, se recomienda a los niños, mujeres embarazadas, personas con problemas respiratorios y cardiovasculares, así como a los adultos mayores no salir de interiores en los momentos de máxima concentración, que oscilan entre las 13:00 y 19:00 horas.

Anuncios
Anuncios

Se sugiere estar monitoreando la calidad del aire a lo largo del día.

Autos, la principal razón de la contaminación

Tan solo en la Ciudad de México existen 8,811,266 habitantes, mientras que en el Estado de México hay 17,363,387, de acuerdo con las cifras del Consejo Nacional de Población de México.

Mientras tanto, había 4.7 millones de vehículos registrados en la Ciudad de México circulando en 2016 y en el Estado de México más de 5 millones, entidad que registra el mayor número de automotores, según Estadísticas de Vehículos de Motor Registrados en Circulación (VMRC). Números que se han incrementado durante el 2017 y que han hecho estragos en la calidad del aire y la salud de sus habitantes.

Recomendaciones a la población

Los especialista indican que las personas que sufran de enfermedades crónicas deben continuar con sus tratamientos y si llegarán a presentar algún malestar deberán acudir al médico.

Anuncios

Para el resto de la población se aconseja mantenerse hidratados, sobre todo niños y adultos mayores, cuando los índices de ozono sean elevados, y permanecer en lugares cerrados, evitando exponerse a humo de cigarro en espacios cerrados.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud señala que los daños a corto y largo plazo de los contaminantes en la salud son severos, ya que aumenta el riesgo de padecer enfermedades respiratorias agudas como pueden ser neumonía, y crónicas como cáncer de pulmón y padecimientos cardiovasculares.

¿Cómo se calcula la calidad del aire?

El índice de la calidad del aire es determinado por la cantidad de cinco contaminantes: dióxido de azufre, monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno, ozono y partículas suspendidas.

Para calcular sus niveles, se representa con una escala que va de 0 a 500, siendo el valor 100 considerado satisfactorio y con un bajo riesgo a la salud. Entre más aumente el valor, más niveles de contaminación existen y, desde luego, riesgos a la salud. #Contingenciaambiental