Pese a los esfuerzos del gobierno de México y las escuelas del país, los infantes siguen ganando peso. Esta semana tuvo lugar en la ciudad sueca de Estocolmo, el Foro Anual EAT sobre Alimentación y en su primera sesión la Universidad de Washington reveló los resultados de una investigación, intitulada "Efectos sobre la salud del sobrepeso y la obesidad" que realizó por 35 años el Institute for Health Metrics and Evaluation de dicha Universidad norteamericana. El estudio fue efectuado en 195 países, e incluye un apartado sobre Nutrición y Salud en la República Mexicana, que arroja cifras alarmantes sobre el aumento del sobrepeso y la obesidad, sobre todo a nivel infantil, en nuestro país.

Anuncios
Anuncios

El estudio destaca que la prevalencia de obesidad y sobrepeso en México aumentó en 53 por ciento dentro de la población de individuos entre 5 y 19 años de sexo masculino, mientras que en el sector de niñas y jóvenes alcanzó una prevalencia de hasta 80 puntos porcentuales, lo que encendió las alarmas en el sector salud de nuestra nación. A nivel de adultos la prevalencia aumentó un 25 por ciento.

"Prevalencia" de la obesidad en México

El termino "prevalencia" se utiliza en epidemiología y se refiere a la proporción de individuos de un grupo o población que presenta una enfermedad o una característica determinada, en un periodo determinado de tiempo. Siendo ya la obesidad catalogada como una enfermedad, la Secretaria de Salud declaró una emergencia sanitaria por la epidemia de este padecimiento en el 2016, pero ante el alarmante aumento del número de mexicanas jóvenes que tienen obesidad, algunos ya comienzan a hablar de pandemia en este sector de la población.

Anuncios

Mientras que muchos padres y maestros atribuyen este aumento de peso en los niños y jovenes al sedentarismo que han traído las nuevas tecnologías -teléfonos inteligentes, tabletas, consolas de juegos de videos, etc-, los expertos señalan que se trata de una combinación de falta de ejercicio físico con el consumo de la denominada comida chatarra o mala alimentación en general (a deshoras y/o con bajo contenido nutricional) además de un exagerado crecimiento de las porciones que se sirven en algunos restaurantes o cadenas de la llamada "comida rápida". El problema es que dicho aumento en los niveles de obesidad de toda la población del país ha traído un considerable incremento en las muertes ocasionadas por enfermedades del corazón, cardiovasculares, #Diabetes, etc. Según el investigador Rafael Lozano, quien participó en la elaboración del citado estudio, 57 mil mexicanos murieron en el 2015 por padecimientos derivados del sobrepeso u obesidad. Resaltó que el nivel de obesidad de los niños del país pasó del lugar 34 al 17 entre los 195 países que abarca el estudio, mientras que a nivel de adultos se ubicó en el lugar 16, luego de estar en el 23 en la medición anterior.

Anuncios

Mientras tanto, la Secretaria de Salud confirmó que México tiene la mayor tasa de decesos de todo el mundo por el llamado "riñon diabético" y que las defunciones por enfermedad renal aumentaron en un 50 por ciento, información derivada del mismo estudio hecho por la Universidad de Washington, estudio que contó con la colaboración del gobierno Mexicano. La dependencia advirtió que muchos de estos casos son consecuencia del sobrepeso y obesidad de los pacientes. Mientras que la tasa global de muerte por mal renal es de 6.5 casos por cada 100 mil habitantes, en México la tasa es de 48.5 casos por cada 100 mil habitantes. Puebla es el estado con mayor incidencia de estos casos, pues sobrepasa la media nacional en un 63.5 por ciento. El problema abarca desde las alta tasas de pérdidas humanas hasta el costo que estas enfermedades de la población implican para el sistema de salud de la nación.

Acciones del gobierno de México contra el sobrepeso infantil

Los esfuerzos de la actual administración en este problema nacional comenzaron a notarse en el 2013, cuando dentro de la Reforma Educativa se estableció en el articulo 24 bis de la Ley General de Educación, que la Secretaría de Educación Pública podrá declarar prohibiciones y lineamientos para la venta y distribución de alimentos en las instituciones educativas. El 16 de mayo de 2014, la SEP emitió la prohibición de vender alimentos con altos contenidos de azucares simples, harinas refinadas, grasas o sodio que no cumplieran con los criterios nutrimentales que estableció dicha disposición. Pero en el 2017 se recortaron 136 millones de pesos de presupuesto al programa de Prevención y Control del Sobrepeso, Obesidad y Diabetes. Hasta ahora las medidas que se han tomado no han tenido los resultados que se esperaban. #Obesidad México #Obesidad infantil