Cada día aumentan las futuras madres que se ven atraídas por la necesidad de realizar ejercicios para mejorar las condiciones del embarazo. Aunque algunas personas acostumbran ver esta práctica como un riesgo, muchos doctores recomiendan la realización de actividades deportivas de bajo impacto, lo cual facilitará la labor de parto y contribuye al bienestar, relajación y calidad de vida saludable en la mujer.

Con la finalidad de difundir el mensaje "mente sana y cuerpo sano", muchas son las mujeres embarazadas que participan en actividades deportivas, bien sea para controlar el peso durante la etapa de gestación o simplemente para realizar actividades que les ayude a distraerse.

Anuncios
Anuncios

¿Cuál deporte practicar?

El ciclo menstrual, embarazo y parto son acontecimientos de la vida del cuerpo femenino que se deben considerar en la práctica de #Deportes. Durante los días correspondientes a la menstruación, los médicos especialistas recomiendan que no se prohiba o limite la práctica deportiva, lo que sí debe reducirse es la realización de ejercicios violentos o que ameriten un gran esfuerzo, ya que pueden causar inconvenientes.

Por otra parte, el embarazo no debe ser sinónimo de sedentarismo. Sin embargo, se impone la suspensión inmediata de los deportes que impliquen riesgos traumáticos, tales como los entrenamientos de contacto y los deportes de fuerza. También se desaconseja a la futura mamá la realización de deportes colectivos, tales como el esquí, la equitación, las carreras, el judo, la gimnasia de competencia, los saltos, lanzamientos y el buceo, por ser consideradas actividades que implican una gran actividad física.

Anuncios

Durante el segundo y el tercer trimestre del embarazo, la pared abdominal está expuesta a choques directos e indirectos, por lo tanto, cualquier actividad física debe ser moderada. Para la mujer embarazada se recomienda la caminata, el paseo suave en bicicleta y la natación, debido a que mejoran la circulación sanguínea y pueden evitar un aumento de peso demasiado considerable. Igualmente la práctica de una actividad física que exponga a la futura madre a los rayos del sol en este período, debe ser prudente.

Usualmente, el parto normal es más fácil si se practica una actividad deportiva, debido a que el hábito de los esferzos deportivos hace que éste sea menos doloroso para la mujeres embarazadas. Las estadísticas revelan que la duración del trabajo de parto es claramente más corto, las complicaciones menos numerosas y las cesáreas menos frecuentes entre las mamás deportistas. #Familia #Belleza