Generalmente, el #dolor de cabeza o jaqueca comienza con un leve malestar, punzadas en la sien o sensación de latidos en el cráneo. Sin embargo, cada persona identifica los síntomas de manera distinta. Para definir qué tipo de jaqueca se tiene, se deben tomar en cuenta los #hábitos que se practican diariamente ya sea en el hogar, en la escuela o en el trabajo, así como el estado humorístico de quien lo padece.

Cuando llevamos un estilo de vida donde estamos expuestos a situaciones sociales, manejo de problemas o alto grado de movilización, podemos estar comprometiendo nuestro estado emocional, causando reacciones físicas como lo es el dolor de cabeza.

Anuncios
Anuncios

Estas son algunas de sus causas más comunes y algunos tips para combatirlos:

Falta de sueño e insomnio

No poder dormir a pesar del cansancio físico es un indicativo de malos hábitos de sueño que se refleja en #insomnio. En promedio, una persona adulta debería dormir alrededor de 8 horas diarias. Sin embargo, debido a malos hábitos, pocas personas las cumplen. Ya sea por quedarnos hasta tarde viendo Netflix o mandando mensajes a esa persona que igual nos dejó en visto, tendemos a quedarnos despiertos más tiempo del recomendado.

Para crear mejores hábitos de sueño, debemos tomar algunas medidas básicas y recomendaciones:

  • Lee un libro: Esto estimulará el sueño y nos preparará para enfrentar un nuevo día libre de dolores de cabeza.
  • Bebe tés calientes antes de dormir.
  • Toma mucha agua durante el día.
  • Practica algún deporte.

Ansiedad y estrés

La ansiedad y el estrés están por todas partes.

Anuncios

Las migrañas y los dolores de cabeza por tensión, son sin duda hijos del estrés. En casos extremos, se recomienda solicitar el apoyo de un profesional (Psicólogo o Psiquiatra) si la ansiedad afecta la vida social y profesional de quien la padece. Para casos aislados donde la presión viene de casos en los que tenemos que realizar una tarea o tomar una decisión importante, podemos tomar otras medidas como:

  • Terapias de relajación.
  • Yoga y meditación.
  • Caminatas al aire libre.
  • Ejercicios aeróbicos

Malos horarios de alimentación

A veces por estar ocupados con otras tareas o simplemente por ceder ante el “no sé qué comer”, nos saltamos comidas y terminamos desayunando a las 4 de la tarde. Esto es un factor importante en cuanto a la detonación de dolores de cabeza. Hacer ayuno de manera prolongada hace que el azúcar en la sangre disminuya, afectando a nuestro metabolismo y causando la jaqueca inevitablemente así como desmayo en algunas ocasiones. La solución para este mal hábito es simple:

  • Cumplir con los horarios de alimentación recomendados.
  • Cargar con bocadillos saludables como fruta, cacahuates o nueces y barras de fibra.
  • No dejar pasar más de 6 horas entre cada comida.

Exceso de alcohol y cafeína

Todos sobrevivimos gracias al café de la mañana, claro.

Anuncios

Sin embargo, el exceso en su consumo altera nuestro sistema nervioso, manteniéndolo en un estado alerta que, en su ausencia, se refleja en un dolor de cabeza insoportable. Por otro lado, el alcohol además de ser altamente adictivo, hace que nuestro cuerpo se deshidrate y debilite, resultando en dolores de cabeza que pueden durar días enteros. Para evitar el dolor de cabeza causado por estas sustancias, debemos:

  • Mantenernos hidratados de manera constante.
  • Limitar el consumo de ambas sustancias.
  • Consumir una mayor cantidad de frutas y vegetales.
  • Realizar ejercicio diariamente.