En algún momento de nuestra vida hemos sentido miedo, desesperación o angustia frente a una determinada situación y si esto se sale de control, nos enfrentamos a algo más complicado, un trastorno llamado #ansiedad y que es más común de lo que crees; en la actualidad existen diversos problemas de alta complejidad que afectan en demasía como lo son los de salud, dinero, conflictos de familia y de trabajo, por lo que tendemos a preocuparnos y estresarnos. Sin embargo, las personas con dicho trastorno tienden a “exagerar” la situación a tal grado que dejan de realizar actividades diarias por un miedo extremo. Ojo, esta “exageración” se da desde el punto de vista externo, porque para ellos es normal o al menos no para necesitar atención.

Anuncios
Anuncios

El trastorno de ansiedad se puede gestar poco a poco y puede iniciar en la adolescencia o la edad adulta, cuando el estrés esté al límite y no pueda controlarse, cuando la persona se siente amenazada o insegura, por lo que se puede llegar a confundir con síntomas de otras enfermedades; este trastorno puede entorpecer las actividades cotidianas como el descanso, lo cual puede generar problemas de salud tangibles a largo plazo.

Causas

  • Genéticas: es posible que, si los padres o abuelos sufrieran de este trastorno, lo pudieran transmitir a generaciones presentes.
  • Situaciones traumantes: hechos que pudieron cambiar radicalmente la vida de una persona, como un accidente, la muerte de un ser querido, un secuestro, un robo, etc. Este sentimiento puede desparecer después de algunos días, pero en algunas ocasiones puede durar meses o años, generando ansiedad.
  • Consumo de algunas drogas: determinadas sustancias pueden causar ansiedad como las anfetaminas, éxtasis y el LSD (Dietilamida de ácido lisérgico), de igual forma el dejar de consumir éstas u otras drogas como el alcohol y el cigarro pueden desarrollar ansiedad.
  • Experiencias de la vida diaria, pero que no se pueden manejar de una manera positiva, como un despido, un embarazo o convivir con muchas personas en un lugar cerrado. Revisa el tema de resiliencia que es muy útil en estos casos.
  • Depresión: la ansiedad está muy ligada a este desorden, ya que una persona que pierde en control de sí misma y de sus actividades cotidianas suele deprimirse, sentirse inútil y vacía, volverse ermitaña y dejar a un lado la vida social.
  • Cognitivos: pensamientos negativos que llegan a la mente de manera inconsciente y que no son reales.
  • Fisiológicos: cuando las terminales nerviosas son activadas por una señal de amenaza, dando síntomas como taquicardia, falta de aire y sudoración.
  • Conducta: la persona busca seguridad porque se siente amenazada, pero tiene a volverse agresiva.

Síntomas

  • Físicos:

Taquicardia: es el aumento de la frecuencia cardíaca provocada por la contracción de los ventrículos, lo que puede producir dolor en el pecho o falta de aire.

Anuncios

Molestias digestivas: como dolor de estómago, náuseas e incluso vómito, también puede provocar alteraciones en la alimentación.

Tensión y rigidez muscular: la persona tiende a sentir que no tiene control de sus músculos, por lo que se empieza a sentir hormigueo en el cuerpo o calambres inconscientes.

Activación neurofisiológica: la ansiedad hace el cuerpo comience a somatizar como una respuesta a un estímulo, se comienza a sentir síntomas como si se estuviese enfermo. Esto puede llegar a alterar el ciclo del sueño y en el ámbito sexual.

  • Psicológicos: la persona que sufre de este trastorno llega a tener una inquietud exagerada, todo el día se siente agobiada, en cualquier lugar se siente amenazada, quiere huir de toda actividad, se siente vacía y deprimida; siente como si fuera ella, llega una despersonalización, por lo que no puede tomar decisiones; puede llegar a tal grado de temerle a la muerte y no querer hacer nada, ni salir, ni convivir con otras personas por temor a pasarle algo.
  • De conducta: se siente vigilada al extremo, torpe, por lo que no puede actuar de manera equilibrada, y su cuerpo no puede mantenerse en reposo y debe de estar en constante movimiento, puede haber cambios en el tono de voz o en la expresión facial, a veces pueden llegar a desarrollar tics nerviosos.
  • Intelectuales o cognitivos: se produce una falta de concentración por lo que se llega a presentar un déficit de atención y crear pensamientos distorsionados, sensación de confusión e iniciar a recordar situaciones en donde se tuvo peligro, causando susceptibilidad en la persona.
  • Sociales: se crea un ambiente de irritabilidad dentro de un círculo social por lo que se dificulta la expresión con otras personas creando un temor excesivo a la creación de conflictos que no llegan a ser reales.

Sin embargo, no todas las personas pueden llegar a presentar todos los síntomas algunas presentan determinados, por lo que en ocasiones el paciente lo llega a confundir con otras enfermedades como #Hipertensión, problemas cardíacos, problemas respiratorios, incluso pueden llegar a pensar que tienen algo grave y que pudieran morir, por lo que no pueden estar tranquilos hasta que un especialista determina el trastorno y se llega a la medicación, todo esto se lleva en conjunto con un psiquiatra, psicólogo y familia, es un trabajo multidisciplinario.

Anuncios

En la siguiente entrega haremos un recorrido sobre los tipos de ansiedad que existen y cómo es que éstas terminan en lo que conocemos como fobias, son muchas y muy variadas, algunas muy extrañas, pero no por ello significa que no las podamos llegar a tener debido a las situaciones que al principio tratamos. #TOC