En la entrega pasada escribí sobre la ansiedad y cómo es que ésta puede llegar a convertirse en una fobia. En esta entrega verificaremos los tipos que existen y cómo podemos reconocerlas.

Existen diferentes tipos de #ansiedad como:

  • Ansiedad Generalizada: son personas que están llenas de inquietud en todo momento, se preocupan por todo, por lo que llegan a tener dificultades para dormir por lo que provocan tensión nerviosa en las actividades cotidianas. Se sienten cansados todo el tiempo, no se pueden concentrar en ninguna actividad, se desmotivan por cualquier circunstancia; con respecto a los síntomas, llegan a sentir tensión muscular, dolor de cabeza, palpitaciones, sudoración, dolor muscular, opresión en el pecho y sensibilidad en general; este trastorno se ha generado más en mujeres que en hombres.
  • Trastorno Obsesivo Compulsivo: comúnmente como conocido como TOC, abarca a las personas que tienden a realizar un rito antes de emprender alguna actividad, ya que si no lo hacen se sienten inseguras y preocupadas a que salga mal algo. En algunos casos se obsesionan con el orden y la limpieza en exceso, por lo que no toleran ver o tocar cosas sucias. Las personas que llegan a padecer este tipo de desorden le temen a los utensilios de cocina como cuchillos, les da miedo lastimar a alguien, les preocupa tener un accidente y el enfermarse de algo grave.
  • Trastorno de Ansiedad Postraumática: en esta condición influye un hecho traumático, por lo que las personas tienden a recordar pensamientos de terror que sufrió en dicha situación; puede ligarse a eventos como violaciones, robos, secuestros, accidentes, temblores etc. Su vida tiende a cambiar después de dicho suceso. Estos cambios hacen que vean el mundo como un lugar lleno de muchos peligros y se sienten inseguros todo el tiempo, llegan a tener pesadillas y recuerdos negativos durante el día, puede presentar también depresión, cansancio y sueño por lo que llegan a perder el interés en cosas que antes les causaba satisfacción y evitan ir a ciertos lugares o circunstancias que les recuerda el hecho y se sienten faltas de afecto. Los síntomas pueden presentarse a los tres meses de que haya surgido el evento traumático, las personas tienden a sentirse irritables, se sienten de mal humor con respectos a sonidos, imágenes y olores que les recuerden dicho evento, hasta pueden tener arranques de coraje contra circunstancias o personas determinadas. No todas las personas llegan a sentirse así, ya que algunas toman terapias, pero si no acuden con un especialista pueden llegar a ser crónicas.

Fobias

  • #Fobias Específicas: las personas que sufren de fobia pueden sentirse amenazadas frente a un objeto, hecho o circunstancia en particular como subirse en un avión, a un elevador, a nadar, a quedar atrapado en algún lugar o a la acumulación de gente. Las fobias son miedos que no tienen un fundamento real y está comprobado que afectan a una de cada 10 individuos, a veces son heredadas y se manifiestan más en el género femenino.
  • Fobia Social: se llega a sentir un miedo extremo a la humillación ejercida por otra persona. Estas personas se sienten en desventaja, ya que piensan que no son competentes y sienten que son criticadas, por lo que les aterra hablar en público, no asisten a eventos sociales, piensan que todo mundo las observa y las juzga, por lo general tienden a ser personas tímidas.
  • Agorafobia: es el miedo a ir a lugares lejanos donde no se tenga contacto con personas confiables, no les gusta viajar ni estar en espacios abiertos, evitan estar lejos de su hogar. Este tipo de ansiedad puede estar acompañado por ataques de pánico o alguna fobia en particular.
  • Hipocondría: es la tendencia a crear una enfermedad que no existe, ya que les preocupa enfermarse de cualquier cosa, pueden iniciar a somatizar y a crear síntomas que son propios de la ansiedad, por lo que viven con temor y preocupación constante por los síntomas que presentan convirtiéndose en una obsesión por la salud, y por cada cambio que observen en su cuerpo se estresan exageradamente. Son bastante sensibles y se cuidan en exceso; por lo regular tienden a tener problemas con la familia y a sentirse incomprendidos por sus médicos.

Terapia cognitiva y de conducta (CBT)

Afortunadamente, cuando se detecta el problema a tiempo se pueden buscar diversas soluciones para su control o su cura total.

Anuncios
Anuncios

La mayoría de las personas que sufren de trastornos de ansiedad pueden ser tratadas de manera satisfactoria por psiquiatras y psicólogos apropiadamente capacitados. Diversas investigaciones han demostrado que la terapia de conducta así como la terapia cognitiva y de conducta (#CBT) puede ser muy seguras para tratar los trastornos de ansiedad. Los psicólogos usan la CBT para asistir a los pacientes para que puedan identificar y aprender a sobrellevar las circunstancias que contribuyen a su ansiedad.

La terapia de conducta usa técnicas para aminorar o terminar con las conductas no deseadas afiliadas con dichos trastornos. Por ejemplo, una técnica que se utiliza mucho con los pacientes es la relajación y respiración profunda para controlar la agitación y la hiperventilación (respiración rápida y superficial) que se asocia a determinados trastornos de ansiedad.

Anuncios

A través de la terapia cognitiva, los pacientes pueden llegar a entender cómo sus pensamientos ayudan a los síntomas o trastornos de ansiedad y cómo pueden modificar los patrones para aminorar la probabilidad de que vuelva a ocurrir y que la intensidad de la reacción sea mínima. La conciencia cognitiva suele combinarse en ocasiones con técnicas conductuales para ayudar a la persona a enfrentar situaciones de temor e inseguridad en un entorno determinado.

En conjunto la psicoterapia, y la medicación adecuada puede desempeñar un papel importante en el tratamiento. En algunos casos que se usa una medicación determinada, los pacientes pueden ser manejados por un terapeuta en conjunto con un médico. Es importante que los pacientes estén conscientes de que todo medicamento psiquiátrico tiene consecuencias secundarias, por lo que en algunos casos suele modificarse el tratamiento hasta poder llegar a uno adecuado.

La mayoría de las personas que padecen trastornos de ansiedad pueden disminuir o eliminar algunos o todos los síntomas y tener una vida normal después de varios meses de psicoterapia y medicación si se llegara necesitar.

Anuncios

Muchas pacientes obtienen progresos en la eliminación de síntomas y tienden a recuperar la capacidad de funcionar al término de unas cuantas sesiones de tratamiento. Esto dependerá de la capacidad de respuesta de cada persona, no siempre los tratamientos son cortos algunos duran meses otros años.

Es de suma importancia entender que los tratamientos para los trastornos de ansiedad no tienen efecto al instante. La persona debe estar cómoda desde que inicia el tratamiento propuesto y con el terapeuta con el que está trabajando. La cooperación del paciente es primordial ya que se debe de generar un clima de confianza con el médico y el terapeuta. Recuerda que es difícil ayudar a alguien que no quiere ser ayudado, por ello es que la cooperación del paciente siempre será de relevancia para lograr su evolución y posterior tratamiento.

Deben tener en cuenta que este trastorno ya afecta a muchas personas sin que lo sepan por lo que si tú conoces o tienes alguno de estos síntomas tómalo en cuenta y comienza a cambiar tus hábitos, este problema de salud se puede evitar llevando una vida tranquila, libre de estrés, con pensamientos positivos una buena alimentación, con actividad física diaria y con técnicas de relajación como yoga. Toma nota, a todos nos puede suceder en cualquier momento de nuestra vida y muchas veces está sucediendo y no nos damos cuenta debido a las múltiples actividades que tenemos.

En la próxima entrega escribiré sobre cómo el trabajo puede llegar a ser la punta del iceberg en esta clase de padecimientos. Es nuestra fuente primordial de ingresos, a veces le dedicamos nuestra vida enterar desestimando lo que nuestra familia importa y los padecimientos vienen después. Está pendiente. Comenta y comparte por favor.