El seno, órgano del sexo femenino vinculado con la lactación, es una sabia composición de tejido glandular, conjuntivo y adiposo. Es el símbolo total y más antiguo de la femenidad, puesto que está tan ligado a la maternidad y a la lactancia, como a la emoción erótica y al acto sexual.

Actualmente conservar la #Belleza del seno es una preocupación frecuente, motivo por el cual muchas mujeres recurren a las cirugías o cremas reafirmantes para realzar su estética. La restauración de los senos es una de las intervenciones que realizan los cirujanos, las cuales tienen hoy en día mucha demanda.

El tamaño y forma de los senos está relacionada con la raza.

Anuncios
Anuncios

Un seno menudo es común en las mujeres asiáticas; cónico y más desarrollado entre las africanas; erectos y hemisféricos en gran parte de los países occidentales; muy grandes y redondos entre las chicas de nacionalidad inglesa.

Un seno hermoso, cualquiera que sea su forma, está bien colocado entre los pectorales. Mientras mucha flacidez con frecuencia hace que pierdan la estética. Para mantener la buena forma de los senos se recomienda en uso de sostenes o "brasiers" con buenos soportes, incluso si se va a estar en casa. Hay que tener cuidado de preservarlos contra los peligros del tiempo y del descuido. Aplicar cremas hidratantes y reafirmantes en los senos trae múltiples beneficios para la delicada piel. Se recomienda humectarlos, luego de ducharse y diariamente para mantener su firmeza.

Anuncios

Un anexo de la piel

El seno es la glándula exocrina más desarrollada y diferenciada. La glándula mamaria en el centro está compuesta de numerosas glándulas pequeñas que se prolongan como finos canales, los cuales se van reduciendo lentamente y desembocan en el pezón. Entre estas células y a su alrededor, el tejido conjuntivo y una capa de tejido adiposo de espesor variable, le dan una forma redondeada. El pezón, la parte saliente del seno, está rodeado por la aréola, más o menos oscura.

Con la finalidad de conservar la belleza de este órgano femenino, existen en el mercado numerosos equipos para realizar ejercicios que ayudan a fortalecer los senos e inclusive a evitar la indeseada flacidez. Es recomendable realizar los ejercicios con estos aparatos al menos tres veces a la semana, para obtener resultados positivos. Luego de la maternidad, muchas mujeres sufren de síndromes depresivos y en muchas ocasiones el seno comienza a perder firmeza. Por este motivo, las mujeres acuden a los gimnasios para mejorar la apariencia de los senos, lograr una espalda derecha y musculada y una caja del tórax desarrollada por la práctica del deporte, lo que traerá beneficios en la apariencia de los senos. #Deportes #Feminismo