La hipertensión es un afección causada por la elevación de la presión en la sangre hacia las paredes de la arteria. Para medir la presión arterial se toma en cuenta el registro de dos valores: la presión arterial sistólica (efecto de presión ejercida por la sangre eyectada del corazón sobre la pared de los vasos sanguíneos) y la presión arterial diastólica (efecto de presión que ejerce la sangre sobre la pared del vaso sanguíneo).

Si bien la presión arterial puede variar en cada persona, existe una cifra "ideal" que es 120/80. Cuando la presión arterial es equivalente a 140/90 o más, se considera presión arterial alta o hipertensión.

Anuncios
Anuncios

Hipertensión en el embarazo

Se estima que 8 de cada 100 mujeres desarrollan hipertensión durante el embarazo. En algunos casos, la hipertensión desaparece una vez que el #embarazo ha finalizado y en otros casos, la mujer queda con esta afección de por vida.

Padecer hipertensión en el embarazo puede acarrear graves consecuencias como el desarrollo de preeclampsia y la interrupción del embarazo, lo cual resulta perjudicial tanto para la madre como para el bebé. Es por eso que si se ha diagnosticado hipertensión en el embarazo, se deben extremar los cuidados y las precauciones.

Aún se desconocen las razones que provocan esta condición en las mujeres embarazadas, y si bien esta afección es grave, con un estricto control médico, se puede lograr un embarazo exitoso -se considera exitoso un embarazo que llega a término-, es decir, el embarazo que dura 40 semanas.

Anuncios

Cuidados que se deben tener cuando hay hipertensión en el embarazo:

Padecer presión arterial elevada en el embarazo hipertensión, ocasiona que este sea considerado de "alto riesgo", por ello será necesario seguir al pie de la letra las indicaciones del médico.

-Se debe acudir a cada cita prenatal. Es importante no saltarse ninguna cita. Llevar un estricto control del embarazo disminuye los riesgos que se pudieran llegar a presentar.

-Cuide su alimentación. Lo ideal será disminuir la cantidad de sal que se consume o si es posible, eliminarla de su dieta así como disminuir la cantidad de grasa que se ingiere.

-Guarde reposo lo más que pueda y evite situaciones que le generen estrés.

-Realice ejercicio. Mantenerse activa le ayudará a cuidar su peso. 30 minutos de actividad moderada son suficientes: puede realizar caminatas, nadar o practicar yoga para embarazadas.

-Sea estricta para tomar su medicamento. Es importante tomarlo todos los días,

-No fume y no consuma alcohol. #Salud #Familia